Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El sindicado CSIF de seguridad privada denuncia los recortes para amenazados de ETA y en recintos hospitalarios

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

ORGANIZADOS / OPINIÓN / Desde hace 10 meses disminuye la protección de las personas amenazadas por ETA y en Navarra a partir de enero los hospitales no cuentarán con seguridad por las mañanas

Está claro que la crisis ha trastocado las cabezas de nuestros gobernantes, sería una manera de entender lo que está pasando con los servicios de seguridad privada a lo largo y ancho del territorio español. La otra manera de entenderlo sería más preocupante todavía.

Desde hace más de diez meses la protección de las personas amenazadas por ETA está disminuyendo de manera vertiginosa y nos ‘explican’ a través de todos los medios de comunicación, que no es por la crisis, que es debido a un estudio realizado, por no se sabe qué departamento, y resulta que solo afecta a los que tienen cargos de menor rango o a los que, da igual el motivo, ya no los ostentan.

Hay presupuesto para dar seguridad a empresas privadas, pero no para para tener la seguridad adecuada en edificios públicos, como son los hospitales y centros de salud

O sea, a los de siempre, a la clase media, a los concejales o ex concejales de los pueblos. No se sabe de ningún ex presidente, ex ministro o ex consejero, al que se le haya retirado la protección en ese mismo periodo de tiempo.

Desde hace al menos dos meses, en varias comunidades autónomas han empezado a recortar presupuestos para contratar seguridad privada en recintos hospitalarios, como el reciente caso de la seguridad de las zonas hospitalarias de la Comunidad Foral de Navarra. Encima, preocupándose claramente por la protección de los edificios y no de las personas que en ellos trabajan o acuden a ser atendidos, ya que el personal de seguridad que retiran es del del turno de mañana. Precisamente es en ese turno cuando más personal laboral y pacientes hay, o sea, cuando es más probable que haya incidentes de algún tipo; debido al nerviosismo que producen las esperas, la falta de aparcamiento, el estrés que produce ir con el tiempo justo, un conato de incendio debido a un descuido, etc.

Parece ser que es de la seguridad e integridad física de los demás, de donde es mas fácil ‘rascar’ unos euros.

Pero lo más chocante de todo esto de los presupuestos destinados a la seguridad publica o de todos, a través de empresas de seguridad privadas, es que se da la circunstancia de que los buques pesqueros que hay en las aguas de Somalia, donde vigilantes de seguridad privada están desempeñando una labor encomiable, son empresas pesqueras o armadores, privados. Pero en este caso sí hay presupuesto del Gobierno Central y de los gobiernos Vasco y Gallego para pagar el 50% de esa seguridad que esas empresas privadas necesitan.

Por lo tanto, hay presupuesto para dar seguridad a empresas privadas, pero no para para tener la seguridad adecuada en edificios públicos, como son los hospitales y centros de salud.

Y de aquí se deriva otra cuestión: hay empresas y empresas, ya que unas tienen derecho a que su seguridad y la de sus trabajadores sea sufragada al 50% por el Estado, como el ejemplo anterior y en cambio empresas como: Eroski, Volkswagen Navarra, Campofrio, las Pymes, o sea, todas las demás, tienen que pagar la seguridad de sus bienes y trabajadores, íntegramente, sin ningún porcentaje presupuestario de ninguno de los gobiernos que tenemos en este país nuestro.


Titular, subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario