Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Semblanza del cine español

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

REPORTAJE

La caída de la calidad de los guiones y el enorme arraigo del amiguismo, fruto de una industria excesivamente subvencionada, ponen contra las cuerdas a un cine español que cierra el paso al talento y que culpa a Internet de su situación

El problema del cine español no es la piratería sino la falta de talento“. Juan Marsé en El Mundo.

Cualquier rodaje en España, al margen de su calidad, tiene derecho a que la Administración central le dé (previa justificación) el 15% de la taquilla (con límite de un millón de euros) y el 33% de la inversión del productor, aparte ayudas autonómicas y de televisiones (203 millones en 2008). En total, el dinero oficial no puede sobrepasar el 50% del presupuesto de una película. El pasado año, el coste medio fue de 2,7 millones de euros y la subvención media de 780.000 (28,8%), según datos del Ministerio de Cultura“. Vía El País.

La política de subvenciones crea un ‘estomago agradecido’ que siempre pide más, que no busca el riesgo del arte y que se limita a repetir fórmulas conocidas

Año tras años vemos como el cine español decrece, se hace menor, las películas son menos vistas y la influencia cultural casi desaparece si no es por algunos directores como Almodóvar, Saura, Garci, o Amenábar, que se defienden frente a la estulticia cinematográfica existente.

“[…] desde 2005, en esos mismo tres años el cine español ha perdido un 35 por ciento de espectadores“. Vía Libertad digital.

El cine español pierde dos millones de espectadores en salas en la primera mitad del año. Un 32% menos que en el mismo periodo de 2008“. Vía Discapnet.

Las claves
La clave hay que buscarla en dos puntos y algunas otras circunstancias accesorias, desde mi inocente punto de ver. Uno de ellos es la caída de calidad de los guiones, los asuntos a tratar; y una segunda, puede que relacionada con la primera, es la concepción de cine subvencionado que existe en este país y en general en toda Europa como presunta defensa cultural frente a la industria norteamericana.

Si fueron 88 los millones de euros que se destinaron al Fondo de Protección de la Cinematografía el año pasado, la taquilla nacional sólo ingresó 81 millones“. Vía Público.

La primera clave, la baja calidad de los guiones, está ocasionada por un cierto transvase de ideas y profesionales a la televisión, cada vez con más medios, mas posibilidad de hacer y una mayor seguiridad para los ellos. Este es un fenómeno global y se puede ver por la calidad de las series de televisión: “Cuentame“, “Hospital central“, “Los hombres de Paco“,  “Aquí no hay quien viva” en la televisión española y entre las norteamericanas, que también sufren este fenómeno, “Los Soprano”, CSI (en sus varias versiones), “Dexter“, “Perdidos“, “House“, “Mujeres desesperadas“, etc.

[Las subvenciónes] Son el 20 o el 30% de cada película. El cine no podría vivir sin el respaldo de la Administración“. Vía Público.

[…] de cada 4 euros de ingresos conjuntos procedentes de subvenciones y taquilla de las películas españolas, en 2001 sólo 1 euro procedía de subvenciones. En 2009 serán más de 2 euros los que procedan ya de las subvenciones.” Vía Economy Weblog.

La política de subvenciones crean una ‘inteligentsia’ acomodaticia y ‘estomago agradecido’ que siempre pide más, que no busca el riesgo del arte, sino la seguridad de un porcentaje de taquilla asegurado y un mercado cómodo: Las ayudas, que dan incluso hasta para conspiranoicas, genera que el público huya de las taquillas para un cine en situación metaestable. La ausencia de ánimo de riesgo aboga a repetir fórmulas conocidas: comedieta romántica urbana, la historieta adolescente, el trillado guión de la guerra civil con algo de mensaje o, incluso, la comedia chusca.

El posicionamiento de algunos actores a favor de quienes más les aseguran la ayuda, la bequita y el fondo perdido es así. Hablamos del PSOE y su grupo de la ‘ceja’, que es el gran favorecido

Todos estos caminos ya conocidos, lugares comunes, ya están vistos, gastados, descontados y, por tanto, cansan al público, cuando se estrenan y, en muchos casos, ni llegan a estrenarse y eso que un 5% de los beneficios de las televisiones va a creación de cine y que un día de cada tres se ha de programar cine español en las carteleras (Vía Caspa.tv).

Más producciones, menos estrenos y más amiguismo
El aumento evidente de la producción cinematográfica en los últimos años (68 en 1998 a 173 en 2009) ni ha generado más gusto por el cine, ni más taquilla, ni ha mejorado de manera apreciable la “media” de calidad del cine ni, tampoco, ha generado una generación exuberante de profesionales del medio, aunque en este campo es donde más beneficio puede hallarse.

Por si eso fuera poco, parece que esta forma de ayudar al cine crea un arte cinematográfico seguidista con el poder y recipiente de subvenciones y regalías. Este seguidismo del arte no es gratuito y paga favores a quienes se los da, los diferentes partidos en las diferentes elecciones, en los diferentes asuntos. De hecho, las regalías a la SGAE sólo se entienden en esta clave, el posicionamiento de algunos actores a favor de las posiciones políticas de quienes más les aseguran la ayuda, la bequita y el fondo perdido es así. Hablamos, para no andar con ambages, del PSOE y su grupo de la ‘ceja’, que es el gran favorecido.

El sector rodó 173 filmes en 2008 gracias a las ayudas oficiales, más que EE UU o Francia por habitante – Muchas ni se estrenan.”. Vía El País.

Una de cada cinco películas que se producen en España cada año no se estrenan“. Vía Escolar.

Que nadie entienda que el talento, el trabajo, el saber hacer, se fue con Azcona y que quedamos huérfanos para siempre de buenas ideas y buenos guionistas.  No hay más que ver las películas estrenadas este año y presentadas por la Academia del cine para representar a España a los Oscar. Nada más lejos. El talento existe y subsiste, lo que puede ser es que el tamaño de la industria española no se ajusta al nivel existente, setenta y cinco películas estrenadas en este año, y también no responde tampoco al reflejo posterior de la taquilla.

El chivo espiatorio del P2P

El mercado va cerrando poco a poco los cines y culpa a Internet de todos los males, cuando todavía no se han revisado todas las posibilidades que aporta

No cabe duda que la llegada del P2P, al igual que en la música, ha generado un vórtice, menor de lo que se cree, que ha alejado a bastantes personas, sobre todo jóvenes, de los cines; también los 7 €que se paga en el cine en Madrid aleja, pero y sobre todo también ver que el cine es un producto donde el verlo “in situ” no aporta un valor sino que se considera un telefilme ampliado, puro producto de factura conocida y temática visitada, y, por tanto, “descargable” de cualquier lugar P2P.

De 2001 a 2008 la cifra de espectadores de cine español en las salas comerciales descendió de 20 millones a menos de 14. En ese mismo periodo las subvenciones se duplicaron, pasando de 31 millones de euros en 2001 a 67 millones en 2008“. Vía Libertad digital.

La suma de falta de ideas + política “apriorista” de ayudas + situación actual aniquila el acceso de personas con nuevas ideas, nuevos asuntos y nos deja con ese amargo sabor de boca de preguntar, a los pocos que van al cine: ¿Qué película norteamericana vemos hoy?

En honor a la verdad, dentro del cine norteamericano hay cine bueno, mucho, mediano, mucho más, y malo, muchísimo, y sólo el idioma o el lugar de manufactura no es sinónimo de mediocridad, pero sí es cierto que poco a poco decir “cine español” es decir cine menor, aunque todavía los españoles consideramos la calidad del cine nacional.

Sinceramente, no cabe duda que merecemos un mejor situación para el cine español, una industria del cine que no viva tan pegado al poder y que deba y le  deban tantos favores políticos, y un mercado que merezca ideas nuevas, reconocibles, arriesgadas, culturales y refrescantes en vez del más de lo mismo, que va cerrando poco a poco los cines y menos satanizar a Internet y culparlo de todos los males cuando todavía no se han revisado todas las posibilidades que aporta.

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

2 Comentarios

  1. andaluno 19/09/2009 en 14:45

    Romper una lanza por el cine de aquí
    Me parece muy interesante el análisis que se hace del cine español, pero me gustaría romper una lanza a favor del cine que se hace en este país, con unas buenas películas a pesar de la ausencia de medios.
    Yo no miro la ideología política de los cineastas, yo quiero ver como espectador buenas historias, y en cine español las hay. Y no es solo Almodóvar, que también, sino Amenábar, Alex de la Iglesia, Coixet, Querejeta, Fesser, Alberto Rodríguez, Medem, Trueba, Bollaín, Aranda, Carabante……….

  2. Anónimo 16/09/2009 en 18:59

    Tal cual!
    Excelente reportaje, muy trabajado y muy bien documentado, que viene a demostrar lo que todos sospechábamos porque hace años que comenzó a oler el cadáver en descomposición de una industria pervertida -como los medios- por el amiguismo y los intereses privativos. Hace tiempo que pienso que el futuro y el talento nos llegará vía Internet, y ahí no habrá subvención ni colegueo que valga: triunfarán los mejores

Participa con tu comentario