Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Ser positivo y perdonar

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (2 votos, media: 10,00 de 10)

 

Es más importante dejar las cosas en paz que tener razón

Ayer reflexionando sobre la vida, las cosas importantes, las metas y nuestros sueños, me centré en aquellas cosas que nos impiden vivir la vida como queremos vivir, porque pasamos tanto tiempo esperando que las cosas sucedan, y no suceden. Esperamos que vengan y nos pidan perdón, y el desprecio, o el miedo del otro, nos impide que nosotros seamos felices.

“Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad”, Pearl S. Buck.

Nos debemos un respeto a nosotros mismos. Y ese respecto tan necesario nos hace quedar en paz

Cuantas veces hubiera sido más fácil acercarnos a nuestro ofensor, y pedirle perdón. Sí, pedirle perdón. Es más importante dejar las cosas en paz que tener la razón. Todo en la vida vuelve. Y de seguro que las buenas y malas acciones volverán. Esto no quiere decir que te dejes asesinar, tienes derecho a defenderte. Más bien que nos debemos un respeto a nosotros mismos. Y ese respecto tan necesario nos hace quedar en paz. Imagínate esto:

Te enfadas con tu padre, o tu hermano, no te comunicas con ellos. Convives en la misma casa, y cada vez que los ves sientes rencor, te han hecho algo muy grave, yo que sé, en la herencia le han dado una parte mayor a tu hermano porque tú eres abogado y él fontanero. Tú sabes que es injusto, pero que cada uno con su dinero hace lo que quiere. Así que te enfadas, y prefieres no hablar del tema. Pero en el fondo por las noches no te deja dormir. Y das vueltas en la cama. Y cada vez estás más y más cabreado.

Tu enfado hace que cada vez más entres en un estado de ansiedad cuando te cruzas por los pasillos con tu padre, hermanos, madre, etc. Llega un momento que lo más inteligente es irte de casa. Pero en ese tiempo en que has acumulado tanta ira, tanto rencor, te ha salido una úlcera en el estomago. ¿Ha merecido la pena? No has logrado que tus padres tiren para atrás ese testamento, todo sigue igual. Ya no te hablas con tu hermano, que no tiene culpa de nada, pero tú lo haces culpable porque es el beneficiario, tampoco te hablas con tus padres. Y además ahora pagas un alquiler.

¿Te ha valido de algo tanto rencor?

Y aunque hubieras ganado la pataleta, ¿te compensaría una úlcera en el estómago? Yo creo que no. Y lo dicen: “Juicios tengas y los ganes”.

A veces tenemos que aceptar cómo vienen las cosas, y si alguien es demasiado orgulloso para pedir perdón, pues tú se lo pides por él

A veces tenemos que aceptar cómo vienen las cosas, y si alguien es demasiado orgulloso para pedir perdón, pues tú se lo pides por él. Así ganarás en salud, en autoestima, te pondrás por encima del ofensor, y saldrás ganando.

En la vida hay que aceptar las cosas como vienen. Cameron Díaz estaba preparada para hacer su segunda película ‘Mortal Kombat’ y claro, como no sabía artes marciales, pues comenzaron a instruirla con tan mala suerte que en el entrenamiento se rompió la muñeca. Esto fue terrible, y Cameron Díaz, que es una persona muy agradable, y que acepta lo que le pasa, dejó pasar las cosas, pues luego le ofrecieron un papel junto con Julia Robert que la lanzó al estrellato que fue ‘La novia de mi mejor amigo’.

Si mantenemos una actitud positiva, si sabemos perdonar a los demás. Las cosas vendrán por añadidura.

Vicente Cuenca
Life Coach


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario