Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Simulacros 26 años después del terremoto de México

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

FOTORREPORTAJE / Algunos de los desalojos han tardado más tiempo de lo recomendable

A 26 años de aquel 19 de septiembre de 1985.

26 años han pasado y aún sigue en la mente de los ciudadanos ese trágico evento vivido a las 07 horas y 13 minutos.

Ese día —en el 85— me encontraba saliendo a trabajar, recién había abierto la puerta de ese que era mi domicilio, una sacudida llamó mi atención y me quedé estático, colocado en el marco de la puerta. Sabía que cruzar a la calle desde ahí, desde donde me encontraba, era de riesgo, pues desconocía el tipo de construcción con la que se edificó ese hogar. Para salir a la calle había necesidad de pasar bajo un techo en el que se construyó una segunda planta, así que…

Sin ser perito o tener conocimiento alguno de protección civil, ahí permanecí esos largos segundos de movimiento trepidatorio-oscilatorio. Nada pasó afortunadamente, la muestra es que aquí sigo, respirando y contaminando el oxigeno terrenal.

Es una pequeña anécdota vivida en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, ese 19 de septiembre de 1985. Hoy, 26 años después, en esta Tijuana Baja California me fue recordado, ya que por algún motivo me encontraba en una de las varias clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La evacuación de una contrucción de unos 500 m2 y una sola planta tomó casi cuatro minutos y medio. El punto de evacuación fue al lado de uno de los muros principales

La asistente de trabajo social, parándose frente a los ahí presentes nos dijo que, en unos momentos más se efectuaría un simulacro de emergencia, memorando aquel día antes mencionado y el cual serviría para que tomásemos en cuenta que debemos estar preparados para cualesquiera de estos eventos.

Pasarían aproximadamente 15 minutos desde que la asistente médica nos informó de los preparativos, cuando una alarma se dejó escuchar a un costado de la oficina de trabajo social. Entonces todos los que ahí se encontraban, poniéndose de pie tomaron camino a la salida. Un empleado de esa misma clínica fue abriendo consultorio tras consultorio para invitar a los médicos y pacientes ahí presentes a abandonar las instalaciones.

La intención fue buena, se desalojó el edificio y el director de la institución, que también participó en la maniobra, tras agradecer a todos los ahí presentes por su valiosa participación, también nos recordó ese día negro en la historia de México, con una breve síntesis de hechos.

Dije, la intención fue buena, sí, pero lo malo fue el tiempo que les tomó el desalojar una construcción de aproximadamente 500 metros cuadrados, en los que únicamente están construidos 200 metros, y es solo en una planta. Añadido a esto que el punto de reunión para los evacuados es a un costado de uno de los muros principales, cosa que también es un área totalmente inadecuada.

No es buscarle lo negro a lo blanco, en maquiladoras, escuelas, edificios públicos y gubernamentales también se llevó a efecto el mismo evento, la diferencia es que mientras en algunos edificios de más de un nivel se logra la evacuación en máximo 3 minutos, ahí en donde yo me encontraba la evacuación fue de 4 minutos y 27 segundos.

Baja California, está dicho, se encuentra en una zona considerada altamente sísmica, pruebas ya ha habido muchas y la última de gran impacto fue aquel terremoto del mes de abril de 2010.

Evacuar un pequeño edificio al que únicamente asisten pacientes a recibir consulta médica, en más de 4 minutos, deja mucho que desear tanto de médicos como del ciudadano común y corriente. Mismos que más tarde o más temprano ha de sufrir las consecuencias de la falta o carencia de protección ante sí y ante los demás.

En memoria de aquellos que fallecieron en el terremoto de 1985, en la ciudad de México D. F. recordemos: La prevención es seguridad. ¡Dios Salve América!

[blockquote]Pincha para aumentar cada una de las imágenes:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario