Jueves 27 de julio de 2017,
Bottup.com

Sobre la crisis política e internacional en Bolivia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Uno de los recientes disturbios que se vivieron en Santa Cruz de la Sierra

Análisis
Las rebeliones en las provincias de Santa Cruz, Tajira y Pando, por ahora detenidas pero en grave desencuentro con el gobierno central, amenazan la integridad de Bolivia y, además, generan un foco de inestabilidad en el continente con repercusiones en todo el planeta.

Image
Evo Morales (dcha) acompañado por su homólogo Hugo Chávez


Santa
Cruz
es la región más grande y rica de
Bolivia. Desde
hace un tiempo mantiene una situación de presión sobre
el gobierno del país en la búsqueda de una autonomía
que no desdeña llegar a convertirse en independencia.

Su
revuelta política y se ha convertido en violenta al
transmitirse
a otras regiones de la
media luna del este boliviano:
Tarija,
o Pando pero que amenaza con extenderse más Beni, Pando,
Cochabamba o incluso en La Paz. Este enfrentamiento al poder central
responde, en principio, únicamente a la pulsión
multicomponente por separarse
alentada por la diferencias
políticas. Pero para algunos es un sentimiento jaleado
desde EEUU
para enfrentar a la entente Caracas-La
Paz-Quito-Managua-La Habana
.

Si
se confirma que la CIA
está detrás
de estos levantamientos,
ahora que la potencia local, Brasil,
obliga a un entendimiento
boliviano
para evitar amenazar sus intereses energéticos
del gas, se demostrará lo que no
debe hacerse en política internacional
: falta de
cuidado, sensibilidad e injerencia
como elefante en cacharrería.

Para algunos es un sentimiento jaleado
desde EEUU para enfrentar a la entente Caracas-La
Paz-Quito-Managua-La Habana
En el horizonte: el indisimulado intento
de Venezuela de convertirse en potencia
nuclear

Este
enfrentamiento contra el poder del estado y el gobierno de Evo Morales, más
o menos inducido, con el telón de la autonomía/secesión
en el fondo, busca repetir los capítulos de Kosovo y Osetia y, como en esos
lugares, es abrir la caja de Pandora de los aprendices de
brujo. Es revitalizar una política internacional de “matones”
que se citan en cualquier lugar y que pueden originar con su actuar
desde una guerra
contra la población como en Osetia a una nueva guerra fría
con muchas repercusiones a infinitas pequeñas rebeliones en
todo el mundo.

Si
por el contrario,
esta cadena de rebeliones era “únicamente” la reacción
interna
frente a la discutible
política
de panamericanismo
bolivariano
chavista que representa Morales en Bolivia se
aprecia claramente que se ha visto superada por el escalamiento del
conflicto.

Un
desencuentro
político y de rebelión
que parece que a
pesar de los esfuerzos
ha superado el ámbito local, con
Venezuela de por medio
, lo que ha generado que los presidentes
latinoamericanos medien para devolver la situación, al menos,
a un problema
político interno boliviano
ya que amenaza con generar una
situación de inestabilidad,
con el fantasma de Rusia otra vez en el “backyard”
de EEUU
como en la crisis
de los misiles en 1962.
En el horizonte: el indisimulado intento
de Venezuela de convertirse en potencia
nuclear
.

El
resultado de esta espiral boliviana no es sencillo porque es sólo el
capítulo de algo más complejo y, quizás, de
escala planetaria.


Imagen: 1, Imagen: 2

{mos_sb_discuss:2}




¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario