Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Subasta de pisos, ley concursal… drama inmobiliario y de la vivienda

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

José Antonio Casanovas Tomás: Ley concursal = loteria primitiva

Barcelona. Los desahucios tan luchados por los Indignados tienen la trastienda judicial correspondiente, como es natural. Es cansino repetirse, pero parece que tras siglos de nuestras leyes, al igual que la sorpresa de que la entrega de la vivienda no cancela el crédito hipotecario, al convertirse en una plaga las reclamaciones judiciales todo el mundo se sorprende de que la depredación ronde e hinque el diente en los juzgados. Las subastas de siempre han sido un lugar tétrico y corrupto ¡por decir algo! con hasta detenciones masivas hace unos años. Y ahora se lee en todos los medios, y el que se sorprende soy yo… de que los medios se sorprendan de lo que siempre ha funcionado igual.

El Confidencial ha estado en el Juzgado Número 32 de Madrid
Así se subastan las viviendas embargadas por los bancos
La crisis inmobiliaria esconde miles de dramas personales. El año pasado, las entidades financieras españolas iniciaron más de 90.000 ejecuciones hipotecarias para quedarse con las viviendas por el impago de los préstamos hipotecarios. Sólo en Madrid, los juzgados número 31 y 32 de Madrid -especializados en las ejecuciones hipotecarias- realizaron más de 6.000.
No todos los pisos embargados por los bancos proceden de ejecuciones hipotecarias. El vídeo que se muestra a continuación muestra exclusivamente los pisos que han sido objeto de ejecuciones hipotecarias.
Más del 90% de las subastas quedan desiertas ya que para poder pujar por estos inmuebles el postor necesita liquidez. De hecho, sólo los ciudadanos más líquidos y solventes pueden participar en estos procesos.
Para empezar, para poder pujar es necesario depositar en el juzgado una fianza que equivale al 20% del tipo de subasta. Esta cantidad aparece tipificada en el contrato hipotecario y puede ser el valor de tasación, puede ser la cantidad que se pidió prestada o puede ser la suma de costes, intereses más principal, depende de cada caso y nunca coincide con el valor actual del inmueble dado que éste varía constantemente.
El posible interesado no sólo tiene que tener ahorrado lo suficiente para depositar dicha fianza. El adjudicatario dispone sólo de 20 días para pagar la totalidad del precio…, etc., etc.”

A menudo el ‘concurso’ es un excelente negocio para el empresario que, en definitiva, con dinero ajeno ¡que no pagará! montó su pequeño o gran imperio

Evidente que de las leyes no son responsables los jueces ni juzgados, pero quizá sí lo sean de otras realidades de su entorno. Recibo ayer un mail de un ex amigo y ex socio de hace más de 40 años. Me pide que rectifique su participación en la Operación Mármol Rojo, de blanqueo de capitales, por la que estuvo cuatro meses en prisión preventiva… y me dice que el caso se ha archivado. Si así es… otro grave e irreparable error de la Justicia. Pero su mail me recuerda, además de agrios tiempos pasados, su ‘concurso de acreedores’ o ‘suspensión de pagos’ por 60 millones de euros, y me intereso, con la sorpresa del escrito en su blog, del que no quito ni pongo una coma:

“Ley concursal = loteria primitiva.
por jose-antonio-casanovas-tomas @ 2011-06-03 – 15:38:30
Quien no haya pasado por esta triste experiencia no tiene ni idea de cómo funciona el entramado de nuestra justicia y en especial lo que cobran los administradores concursales.

Se llega a presentar concurso de acreedores cuando tu empresa pasa por apuros económicos y al no poder pagar a tus acreedores, tu abogado, te aconseja acogerte a los beneficios de la Ley Concursal.

Aquí es donde empiezan los problemas y las situaciones surrealistas, no tanto por el funcionamiento del juzgado, que funcionó y bien, sino de los desmedidos e incongruentes honorarios de los 3 administradores concursales designados por el juez.

Para que se hagan una idea, el pasivo que presentamos ascendía a 60.000.000 euros y los administradores cobraron, religiosamente la cantidad de 750.000 euros que repartidos entre 3, tocaron a 250.000 euros cada uno, que traducido en pesetas son 41.600.000 pesetas cada uno. Total 125.000.000 de pesetas x 12 meses de ‘trabajo’.. y todo esto en perjuicio de los acreedores que llegamos a pactar con ellos una quita del 50% y a pagar en 7 años.

He de reconocer que les dimos masticados todos los datos que pidieron y que el tema solo duró 12 meses, por lo que les salió redondo el negocio, ya que se llevaron cada uno x cada mes trabajado la friolera de 20.800 euros, es decir, 3.500.000 de pesetas al mes.

Hay que resaltar que en un concurso los primeros que cobran son los administradores concursales, los trabajadores, la Seguridad Social y los demás… al furgón de cola cuando los industriales y proveedores son precisamente los que suministraron material y mano de obra, es decir, los que ayudaron a crear riqueza… y no los sepultureros…

¿Qué cobra el juez de este juzgado? Una miseria comparado con lo anterior, y
¿cuántas horas, o vidas, un mileurista tiene que trabajar para cobrar esta barbaridad de dinero?

A estos administradores los podemos comparar a un futbolista, un cantante de primera línea o que, realmente te caiga un chollo de concurso como el nuestro, que para un administrador concursal es como si le tocase la primitiva pero sin haber comprado ni un cupón…

Así va este país que o cambiamos el chip o no saldremos de la que está cayendo. Pero ya se sabe… hay algunos que se forran con la desgracia ajena.
¡Que Dios les y nos coja confesados!
José Antonio Casanovas Tomás”

Al igual que en las subastas tampoco descubre nada nuevo sobre los administradores concursales, en otro tiempo ‘interventores’… tan viejo el problema que costó la carrera judicial y la cárcel por los 80 a los jueces Penalba y Lavernia, entre otras por cobrar de los ‘interventores’ nombrados por ellos. Un panal de rica miel los juzgados, y sin particularizar… a menudo el ‘concurso’ un excelente negocio para el empresario que, en definitiva, con dinero ajeno ¡que no pagará! montó su pequeño o gran imperio.

Y los políticos a lo suyo… luchando por el poder con o sin ETA, conscientes que quizá muera ayer una ETA ¡qué lo dudo muy mucho! y reinando la injusticia nacerán otras… aquí o en cualquier lugar del injusto y corrompido mundo.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario