Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Suman ya diez los periodistas asesinados en México este año

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El pasado sábado dos nuevos asesinatos de periodistas tuvieron lugar en México, el primero tiroteado por un AK-47 y el segundo torturado y con un tiro en la cabeza

México en el año 1810 vivió una guerra de independencia, en 1910 una revolución y, pese a eso, llegó a este nuevo siglo. También en el recién iniciado milenio, democráticamente derrotó al partido político que se mantuvo en el poder por más de 70 años y ahora que estamos en 2010, celebramos el bicentenario, el centenario y la década de esos hechos tan memorables que hicieron de este un país demócrata, un país amigo, un país de todos los mexicanos, pero… he aquí las noticias.

Apenas habían transcurrido 3 o 4 días del asesinato en Apatzingán Michoacán del periodista Hugo Alfredo Olivera Cartas, de que los compañeros del gremio periodístico en la ciudad de Morelia Michoacán se unieron y con una marcha pacifica, en grupo, solicitaron a los representantes del Congreso que igual que solicitaron el esclarecimiento de forma urgente del nada grato ‘Michoacanazo’, en donde 27 alcaldes municipales fueron detenidos y consignados por presuntos nexos con el narco o la ‘familia Michoacana’, igual lo hicieran para exigir la aclaración de este homicidio.

Eso estaba aún fresco cuando el pasado fin de semana, en la ciudad de Chihuahua, Estado de Chihuahua (México), fue asesinado a balazos, al salir de las oficinas del periódico Omnia, Guillermo Alcaraz, quien contaba con 24 años de edad y laboraba también para la Comisión de Derechos Humanos del Estado (CNDH).

El hecho fue llevado a cabo por hombres enmascarados que portaban fusiles AK-47, mejor conocidos como cuernos de chivo, hecho que demuestran los aproximadamente 40 impactos de bala que recibió su cuerpo.

Acción que bien pudiera asumirse que fue obra de la delincuencia organizada, que tanto terror a implementado en el mencionado Estado en los últimos tiempos y contra la cual, el actual Gobierno federal mantiene su guerra declarada.

Ese mismo día sábado, pero ahora en el Estado de Montemorelos, Nuevo León, en un camino vecinal fue encontrado el cuerpo sin vida de quien llevara el nombre de Marco Aurelio Martínez, quien contaba con 45 años de edad al momento de fallecer. Este, laboraba como, además de corresponsal de TV Azteca, director del noticiero local Contrapunto y también era conductor informativo en la radiofusora XEDD.

No hay justificación alguna para que con el pretexto de los operativos contra la delincuencia organizada se agreda a periodistas y se atente contra el derecho a la libertad de expresión

El cuerpo presentaba además de huellas de haber sido esposado y torturado, un balazo en la cabeza, causa aparente de su muerte.

Así pues, son dos muertes más que se suman a la lista de homicidios cometidos en contra de periodistas en activo en esta República mexicana. A esto se le debe añadir que el día martes 13, tres reporteros que cubrían el reportaje de una movilización policíaca en un barrio de la Ciudad de Nuevo Laredo Tamaulipas, fueron golpeados y agredidos por un grupo de militares.

A pesar de identificarse plenamente los de nombre Abisai Rubio y Ricardo Martínez, reportero y camarógrafo respectivamente de TV Azteca, además de Antonio Neftali Gómez, reportero de Radio Voz de Nuevo Laredo, fueron golpeados con saña y en forma prolongada por los militares mientras se les mantenía derrumbados en el piso, sumado a esto se les daño la cámara de video, propiedad de la televisora.

De esta acción se refirió de la siguiente forma la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA):

“Este hecho será investigado con el fin de determinar la responsabilidad del personal participante y se aplicarán las leyes y reglamentos militares'”.

Nosotros esperamos que no suceda con esta investigación lo mismo que sucedió en la efectuada cuando dos menores fallecieron en ‘el fuego cruzado’ en el cual se cruzaron mientras se mantenía un aparente enfrentamiento con delincuentes en el mismo Estado, y en donde solos se contradicen al corroborar heridas y lesiones presentadas en los cuerpos de los niños fallecidos, además de los que presenta el vehículo en el que viajaban.

Por consiguiente, a pesar de los reclamos de las diversas comisiones de Derechos Humanos del país, de los pedimentos de la prensa para que paren ya estas acciones en su contra, ésta es la relación de los periodistas fallecidos en lo que va del año, en la que se ve que son diez muertes y las cuales están pendientes de resultados:

  1. Valentín Valdez Espinosa, del diario el Zócalo de Saltillo
  2. Jorge Ochoa Martínez, del diario el Oportuno y el Despertar
  3. Jorge Rábago Valdez, de Radio red de Reynosa, Tamaulipas
  4. Evaristo Pacheco Solís, de Visión Informativa
  5. Miguel Ángel Bueno Méndez, del diario Nuestro Distrito
  6. Juan Francisco Rodríguez Ríos, de El sol de Acapulco
  7. María Elvira Hernández Galeana, del Semanario Nueva Línea de Coyuca
  8. Hugo Alfredo Olivares Cartas, de Quadratin y el Día de Michoacán
  9. Marco Aurelio Martínez Tijerina, de XERN, XEDD y W radio
  10. Guillermo Alcaraz Trejo, del periódico OMNIA y la CNDH de Chihuahua

La CNDH “subraya una vez más que no hay justificación alguna para que con el pretexto de los operativos contra la delincuencia organizada se agreda a periodistas y se atente contra el derecho a la libertad de expresión”. Las agresiones a los Derechos Humanos de los periodistas indica que en el año 2000 se radicaron 13 expedientes; en 2001, 21; en 2002, 43; en 2003, 29; en 2004, 43; en 2005, 72; en 2006, 74; en 2007, 84; en 2008, 80; en 2009, 83 y en lo que va del presente año, 30, según un artículo publicado en La Voz de Michoacán.

¿En manos de quién estamos? Perdón por la pregunta pero creo que muchos lo ignoramos, porque si vemos militares golpear reporteros, ¿qué no se pueda esperar de bandas de criminales dedicadas al narcotráfico que en su momento fueron protegidas y encubiertas por los corruptos encargados de hacer cumplir la ley y de gobernarnos?

¿Hará falta pedir que alguien voltee los ojos a México y, a través de él, pedir que ya paren estas acciones? ¿Son éstas malas noticias? ¡Dios Salve América!


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario