Viernes 28 de marzo de 2014,
Bottup.com

Taibo II presenta a Pancho Villa en ‘Narrar desde abajo’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Paco Ignacio Taibo II durante la presenación de la biografía de Pancho Villa

“Pancho Villa es la representación de la venganza de los desposeídos, del agravio y del insulto, de la respuesta violenta del abuso sistemático, ante los patrones de las grandes haciendas que ejercían el derecho de pernada”

Taibo II: “Para biografiar un personaje debe haber dos cosas: la pasión y que tenga yo empatía con el personaje”

“Llegue en un tren fantasma a Burdeos desde Tolosa” es así como inicia la breve historia narrativa de Paco Ignacio Taibo II,’Narrar desde abajo’,  un día de huelga general en Francia (jueves 19 de marzo, 3 millones de personas en las calles del país).

Taibo II llegó finalmente a su hotel donde tiró sus maletas para unirse a la manifestación y marchar durante una hora. Contento igualmente de haber sido galardonado con el premio del gran público del Salón del Libro de Paris 2009, por su obra ‘Muertos incómodos’ (edición en francés Rivages/Noir 2008) construida conjuntamente con el subcomandante Marcos.

En Burdeos, Taibo II presentó la traducción en francés de la biografía narrativa sobre Pancho Villa (ediciones Payot, 944 Pág. 2009). “Para biografiar un personaje debe de haber dos cosas: la pasión y que tenga yo empatía del personaje. Pasé 3 años de mi vida para hacerlo”, explicó.

Frente al público, Taibo II abrió el apetito con una carga hilarante de anécdotas del personaje revolucionario como del mismo escritor en sus investigaciones.

Descubrimos así a un Doroteo Arango Arámbula (verdadero nombre). En 1911 tenía dos cananas y dos Colt 45 y estaba rodeado por el ejercito de Madero en Ciudad Juárez, a unos metros del Paso Texas, para cruzar la frontera e irse a comprar una malteada de fresa… su bebida favorita. “No me lo van a creer”, dice Taibo II al encontrar esta referencia en sus investigaciones.

Y es que Pancho Villa no es incondicional del alcohol; decía (Villa) que “el alcohol es la causa de la miseria de los pobres”, explicó. O esta otra donde Taibo II, en la ciudad de Torreón (Coahuila) encuentra una señora que le dice amenamente “Ta bueno el libro, ya me dijo mi general”, Taibo II confundido insiste ¿cuál general señora?, “pues Pancho Villa… ya lo leyó dos veces ”, respondió la adepta a las sesiones espiritistas.

“A diferencia de Europa, en América Latina el pasado y el presente conviven alegremente”, explica Taibo II. “Reconstruir no es un ejercicio académico, es un ejercicio de creación de los nuevos referentes”, habla el escritor sobre la presencia actual de Pancho Villa un siglo después de la revolución mexicana, pero puesto en valor con un estilo de historia narrativa en su libro.

 “Volver a hablar de Pancho Villa es fundamental porque es la representación de la venganza de los desposeídos, la venganza del agravio y del insulto, de la respuesta violenta del abuso sistemático, ante los patrones de las grandes haciendas que ejercían el derecho de pernada. Frente a eso, Villa es la venganza. Fue gobernador del estado de Chihuahua 30 días, en 30 días destruyó la oligarquía, la hizo pedazos, les quitó todo (cabezas de ganado, coches, cuentas de banco, tierras…)”, es la respuesta ante abuso esgrimió Taibo II.

Pancho Villa no sabía escribir, aprendió a firmar imitando el dibujo de otra firma. Despúes aprendió a leer en la cárcel

Doroteo Arango fue un hombre paranoico, dormía en un lugar pero amanecía en otro; Taibo II hace una pausa, mira al público y retoma la palabra con un aire grave, “definición de paranoico mexicano: un ciudadano con sentido común”. El villismo, cuenta, es una dosis de exhuberancia y exceso, incluyendo además sentido común y decisiones salomónicas.

“El gran problema es poner todos estos elementos en orden para poder construir un personaje, una época y una historia”, enunció. No se trata construir una falsa leyenda de Pancho Villa.

Entonces Taibo II presenta al lector un Pancho Villa desempolvado de fantasiosos conceptos (borracho, sanguinario, brutal), para mostrar tal como fue su vida, pero también sus acciones políticas y revolucionarias de aquella época. Villa fue un fanático de la educación. Funda en sus 30 días de gobernador 50 escuelas, muchas más de las que había en el estado; “centenares de huérfanos de combatientes estudiarán con dinero que pone de su bolsillo” detalló.

Pancho Villa no sabía escribir, aprendió a firmar al imitar un dibujo de una firma. En la cárcel aprende a leer medianamente, “el primer libro que lee ¿cuál creen qué es? Los 3 Mosqueteros de Alejandro Dumas”.

 ”¡Maravilloso… el destino existe!”, expresó el escritor.¿Cómo armar este tipo de personajes? Se pregunta el autor ante la complejidad del hombre; “Hay que contarlo en detalle. Hay que contar la revolución mexicana desde los ojos de Villa y hacerla comprensible. Hay que quitarles la historia a los historiadores porque lo hacen muy mal. Todo tiene que ser comprobado. Villa no merece una biografía edulcorada, yo no me la merezco y los lectores tampoco”, pormenorizó.

Para Taibo II, la biografía narrativa debe tener como fundamentos, “cero ficción, pero con estructura narrativa; ritmos y tensión, presentación de personajes. El lector será responsable de los jucios políticos y morales del libro”.

“Estoy trabajando en la verdadera historia de la batalla del Álamo, esta  versión no es apta para Hollywod”

Redescubrir Pancho Villa, desde el ángulo de la historia narrativa obrada por Taibo II, conlleva a nuevos cuestionamientos sobre México. El pasado, la independencia y la revolución están replanteándose en debates activos sobre el futuro.

“Con un gran grupo de novelistas e historiadores iniciamos un curso desde hace dos años, en las calles y en las plazas, que se llama Historia de México para Ciudadanos en Rebeldía; hemos dado 500 conferencias en el Valle de México, con intervenciones maravillosas del público; el debate se ha reabierto y calentado”, puntualizó.

El escritor hispano-mexicano prepara para finales del 2009 varias obras; “sobre el asesinato de los hermanos Madero y el golpe militar de 1913; básicamente quería escribir un libro sobre canallas… pues los 6 generales golpistas son canallas. Me parecía importante escribirlo en momentos como este en que México empieza a volverse más importante el papel del ejército en la sociedad.”

“Luego estoy trabajando en dos libros simultáneamente: un libro de historia narrativa que es la verdadera historia de la batalla del Álamo versión no apta para Hollywood. Y por último una novela de aventuras sobre los tigres de malasia y Sandokán, cuyo subtítulo es ‘Más antiimperialistas que nunca’… y me estoy divirtiendo como enano”, concluyó Taibo II.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 15/09/2011 en 3:41

    hola sabes me ha interesado mucho la vida de este gran personaje desearia obtener ma s informacion siempre y cuando sea la mas correcta hacerca de este gran personaje es una lastima que como mexicanos no conozacamos bien nuestra historia y con la cual nos nazca un sentimiento de patriotismo propio y reverenciando a quienes dieron tanto para que nosotros su descendencia vivamos en un mejor pais y nos elevemos como seres humanos y mexicanos.

Participa con tu comentario