Viernes 04 de abril de 2014,
Bottup.com

TGL al servicio del pequeño comercio

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Con una moneda alternativa y servicios on y off line el proyecto internacional busca convertir al pequeño comercio y microempresa en protagonista de la actividad económica local

Uno de los principales objetivos del proyecto internacional tgl (siglas de ‘teaching, giving, learning’; en castellano: enseñar, dar, aprender), que acaba de aterrizar en España, es empoderar económicamente a las comunidades locales. Para ello apuesta por convertir a los comerciantes, autónomos y microempresas de un determinado pueblo o barrio en los protagonistas de la actividad económica.

De hecho, solo los negocios locales pueden participar en tgl, donde no tienen cabida los grupos y empresas multinacionales. Con esta medida, lo que se quiere promover es la creación y reparto de riqueza dentro de un determinado pueblo o barrio. Se trata de poner en marcha una alternativa económica que convierte a lo local en el centro del sistema económico, frente al modelo actual, de carácter global, que provoca que la riqueza acabe casi siempre monopolizada por las grandes corporaciones, que han convertido el comercio de productos y servicios en un oligopolio en el que no pueden competir los pequeños establecimientos.

Los comerciantes, autónomos y microempresas de un nodo local tgl (un pueblo o barrio que decide crear una comunidad tgl), pueden ofrecer sus productos y servicios en el ‘Barrio Comercial’, una de las secciones del software de tgl, en la que además es posible crear una tienda online. Hablamos, por tanto, de un interesante escaparate publicitario y comercial para estos negocios, que a través de estos recursos disfrutan de una importante vía de acceso a los miembros de su comunidad tgl.

Los comerciantes y microempresas pueden ofrecer sus productos en el ‘barrio comercial’ y crear una tienda online

Otra de las herramientas para dinamizar el comercio es la L, la moneda social de tgl. Las Ls solo se crean cuando las personas enseñan o aprenden habilidades y conocimientos, cuando participan en proyectos de voluntariado o cuando se ponen en marcha iniciativas de emprendimiento social que generan empleo y riqueza local. Su equivalencia es de un euro igual a una L, pero no se pueden cambiar euros por Ls, ni tampoco al contrario. A diferencia del dinero convencional, que es creado por los bancos en forma de deuda (préstamos) que hay que devolver, las Ls no deben ser devueltas al L-Banco.

Es un dinero libre de deuda y libre de intereses, cuyo objetivo es estimular la enseñanza, el aprendizaje, el voluntariado y el emprendimiento social. Y de paso, dar liquidez al comercio local, tan afectado por la falta de financiación y la caída de la demanda en estos momentos.

Cada pequeño negocio local miembro de tgl decide, de forma libre, el porcentaje de Ls que está dispuesto a aceptar por un producto o servicio. Así, la moneda social se amolda en todo momento a las posibilidades de cada establecimiento. Las Ls funcionan como ‘puntos de fidelización’ al estilo de las millas aéreas o de los puntos que ofrecen algunas cadenas mayoristas. Incluso está la posibilidad de emplear las Ls como regalos al cliente que consuma en estos negocios locales, reforzando así dicho efecto de fidelización.

A través de estos usos de las Ls, es posible recuperar a clientes que hayan abandonado los comercios locales para consumir en las grandes superficies. La razón es que el vecino del barrio, al utilizar las Ls, conseguirá con ello ahorrarse algunos euros, lo cual puede ser muy beneficioso para las familias con menos recursos económicos. Se trata, por estos mismos motivos, de una manera de estimular la decaída demanda en el pueblo o barrio.

Por otro lado, el cobro de las Ls es muy sencillo para el comerciante, que dispondrá de diferentes vías. Será posible el uso del teléfono móvil para estas operaciones, así como de tarjetas de banda magnética. Otra opción es la de realizar estas transacciones en Ls a través del L-Banco. Este es el banco online de tgl, en el que cada persona o negocio tiene su cuenta en Ls, como si se tratara de una cuenta bancaria convencional, que dispone además de un sistema de seguridad similar.

Período de carencia y pago a proveedores

La moneda alternativa ‘L’ puede funcionar como los ‘puntos de fidelización’, premiando a los vecinos por consumir en el pequeño comercio local

En tgl todos los servicios son gratuitos, menos los que generan ingresos al usuario. Por estos servicios hay que pagar una tasa, la cual se está calculando en estos momentos, pero se situará previsiblemente entre los 10 y los 15 euros mensuales. Este dinero se empleará para costear la administración y moderación del nodo local. La cantidad que sobre tras cumplir este objetivo irá destinada a un fondo comunitario para estimular nuevos proyectos en el entorno local.

A los negocios locales les interesa saber que dispondrán de un periodo de carencia en el pago por estos servicios. De esta manera, los primeros tres/seis meses serán de carácter gratuito.

Otros usos que los comerciantes, autónomos y microempresas locales le podrán dar a las Ls será como forma de pago a los proveedores que también formen parte de tgl. Actualmente, el equipo promotor de tgl España está trabajando para incorporar a sus distintas comunidades locales negocios relacionados con los sectores de la gestoría, imprenta, suministros, etc. Las Ls también pueden servir de incentivos para los propios trabajadores del negocio local, que de este modo disfrutarán de una retribución extra, aparte de sus salarios.

Al mismo tiempo, tgl refuerza la identidad del barrio, que potencia y vincula al vecino con sus negocios. Negocios que contarán con dos circuitos comerciales a su disposición: el que se genera a través de tgl, y el circuito convencional en euros, en el que podrán seguir participando, ya que no se impide de ninguna manera que se sigan realizando transacciones económicas fuera de la comunidad tgl.

A todo esto hay que añadir que tgl no solo apoya a los negocios ya existentes, sino que además puede estimular la aparición de nuevos negocios, al tener como uno de sus objetivos el emprendimiento de negocios sociales, a los que aporta capital semilla en la moneda social.

Finalmente, es importante destacar que el comercio se convierte, gracias a tgl, en un agente social que trasciende lo meramente económico. En tgl, el conocimiento se convierte en la base de la riqueza producida en la comunidad. Riqueza que, por tanto, aparece ligada a la generación de valores como la cohesión social, la solidaridad, el emprendimiento social, la educación, el sentimiento de pertenencia o la implicación en el territorio. Valores que además potencian la imagen pública y la capacidad de comunicación de la comunidad con el exterior.

Se puede ampliar información en su web, blog, página de Facebook, perfil de Twitter o e-mail

Datos de contacto

El objetivo de tgl España es apoyar la creación de nodos locales que desarrollen este proyecto en barrios y municipios. Para ello, su grupo impulsor está abierto a explicar más a fondo esta iniciativa, e incluso a organizar reuniones con las personas interesadas en crear una comunidad tgl en su entorno. Los que quieran conocer más a fondo tgl deben explorar la página web tgl.tv, darse de alta y crear su perfil de socio. También pueden escribir al correo de contacto y visitar el blog. Otras vías de contacto son su Facebook y su Twitter.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario