Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Todos somos hermanos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Un delfín

“¿Qué es más importante que la vida humana? La vida, simplemente” Saint Exupery

Opinión

Image
Lemures

Hermanos entre ellos. Hermanos entre nosotros y ellos. La hermandad atávica más poderosa, la filogenética. La mayoría de los genes nos emparentan y un minúsculo número de estos nos diferencian, Esperemos que estos últimos no sean los que nos hacen potencialmente asesinos, mentirosos, hipócritas, codiciosos y malvados.

Destruirlos es un crimen calificado por el vínculo, porque somos hermanos de ellos y a la vez es la progenie de la cual venimos.

“La naturaleza es un delicado equilibrio de convivencias y diversidades.
La continuidad de nuestra supervivencia también depende de la vida
animal y vegetal”

Amemoslos, respetemoslos y protejamoslos. La naturaleza es un delicado equilibrio de convivencias y diversidades. La continuidad de nuestra supervivencia también depende de la vida animal y vegetal. Al fin y al cabo a pesar de nuestra oposición del dedo pulgar, el desarrollo del lóbulo frontal y la riqueza celular del manto cortical de nuestro cerebro, también somos animales. No nos destruyamos.

Los seres vivos con los que compartimos nuestro planeta son fascinantes. Por ejemplo las aves. Descienden de los dinosaurios y hoy día se conocen más de 9.000 especies de aves en el mundo. Son los vertebrados más abundantes. Los búhos las lechuzas, etc. conforman el orden de las estrigiformes o rapaces nocturna. Son grandes cazadores, de hábitos nocturnos y solitarios. Los flamencos, que viven en grandes grupos, en zonas acuáticas y son las únicas aves que filtran el alimento, como la ballena franca, hoy en peligro de que se reanude su caza.

Otros animales menos comunes son también fascinantes. Por ejemplo los lémures. Animales que usan el olfato para detectar las marcas que dejan sus congéneres. Viven en grupos de entre 5 y 24 ejemplares. Se alimentan de frutas, hojas, flores, cortezas de árboles y savia.

Los simiries son una especie diurna (aún falta clasificarlos), parecen pequeños monos, viven en las copas de los árboles, comen frutas, verduras, huevos, insectos, etc. Pesan hasta 1.200 gramos.

Estas son algunas de las estrellas que junto a nosotros brillan en el firmamento de la vida.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Arcoiris32001 26/06/2008 en 18:56

    hermano Sol… hermana Luna.

Participa con tu comentario