Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Tomás de Miguel: “RedIRIS empieza a trabajar en el desarrollo de la nueva generación de Internet”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
de Miguel

El director de esta pionera institución pública asegura que:

“Será una red donde el investigador se pueda conectar con 10.000 veces más capacidad que la que tenemos en nuestro ADSL de casa”

“El investigador podrá controlar un telescopio desde su despacho, o programar un supercomputador para hacer una simulación meteorológica”

La Wikipedia dice…

Image

RedIRIS es la red española para Interconexión de los Recursos InformáticoS de las universidades y centros de investigación. Como tal provee de servicios de conexión a Internet a dichas instituciones. Fue fundada en el año 1988 como un proyecto del entonces Plan Nacional de I+D del Ministerio de Educación y Ciencia en colaboración con Telefónica a través de la fundación Fundesco y actualmente está gestionada por la Entidad Pública empresarial Red.es y financiada por el Plan Nacional de I+D+i.

Desde ayer y hasta mañana viernes día 23, RedIRIS celebra sus sus XVIII Jornadas Técnicas en la Universidad de Oviedo. En este marco, entrevistamos al director general de esta institución pionera en el Internet español (no en vano se creó en 1988) y núcleo de toda innovación respecto a la Red en nuestro país, Tomás de Miguel.

Los avances tecnológicos que disfrutamos los ciudadanos, desde el ya olvidado infovía hasta el ADSL de nueva generación, se han experimentado antes en organizaciones como RedIRIS.

¿Cómo le explicarías en pocas palabras a un
ciudadano de a pie qué es RedIRIS y por qué es importante su actividad
para el desarrollo de la Sociedad de la Información?

RedIRIS es la Internet de las universidades. En
cierto modo es igual que la Internet que usamos todos desde casa, pero
es diferente porque además sirve para que los investigadores españoles
puedan desplegar los servicios que exigen sus proyectos. No hay que
olvidar que Internet nació en el entorno investigador y tecnologías
como Web fueron desarrolladas para que los científicos puedan colaborar
de forma más eficaz. Los prototipos de servicios que se despliegan
ahora en las redes académicas como RedIRIS, serán los servicios que
utilizarán los cuidadanos en un futuro no muy lejano.

Entre el 21 y el 23 de noviembre se realizarán
las XVIII Jornadas Técnicas de RedIRIS y, entre otras cosas se
realizará un curso sobre Grids. ¿Tiene este sistema alguna aplicación
fuera del ámbito académico y científico o el usuario común siempre
preferirá sistemas P2P?

Grid y P2P tienen
algunos aspectos técnicos en común, pero son tecnologías muy diferentes
desde otros puntos de vista. La tecnología Grid está bastante
desarrollada en el entorno de lo que se viene en llamar e-Ciencia o
soporte tecnológico de la Ciencia, sin embargo todavía está en un
estado muy prelimiar para poder ser de utilidad para la sociedad en
general. En el futuro, el Grid podrá ayudar a los empresarios a
explicar como se comportan los mercados o a los ciudadanos a elegir las
mejores opciones a la hora de comprar un producto.

Háblanos de algún proyecto destacado en el que se esté trabajando ahora mismo en RedIRIS.

RedIRIS está empezando a trabajar en el desarrollo
de la nueva generación de Internet. Una red donde el investigador se
pueda conectar con 10.000 veces más capacidad que la que tenemos en
nuestro ADSL de casa, con un enlace que le permita por ejemplo
controlar un telescopio desde su despacho, o programar un
supercomputador para hacer una simulación meteorológica o recibir los
datos de un experimento de física de altas energías que se acaba de
producir en el colisionador de partículas del CERN en Ginebra o que
pueda tener una reunión donde pueda visualizar en 3D a los demás
participantes.

Todos estos servicios y muchos más necesitan redes de muy alta
capacidad y nosotros estudiamos la forma de construir esas redes, la
mejor forma de gestionarlas y planificamos los servicios para que sean
fáciles de usar, seguros y adaptados a los nuevos dispositivos que
aparecen continuamente.
Un ejemplo destacado es el proyecto LHC donde investigadores de 40
paises de todo el mundo están trabajando en el desarrollo de la energía
de fusión, que sirva para responder a las demandas de energía del
futuro. Este proyecto pretende concentrar un gran numero de
investigadores en torno al acelerador de partículas LHC del CERN en
Ginebra, con el que estudiar como está formada la materia y como
aprovechar su energía. RedIRIS, junto con las demás redes académicas se
ocupa de proporcionar enlaces de muy alta capacidad y diseñar y
desplegar las herramientas de gestión necesarias para controlar
adecuadamente la red.
Uno de los principales atractivos de la investigación científica es que
se puede palpar el futuro mucho antes de que llegue al resto de la
sociedad.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

Participa con tu comentario