Jueves 27 de marzo de 2014,
Bottup.com

Transilvania: bosques, leyendas y ciudades medievales

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (2 votos, media: 10,00 de 10)

 

Castillo de Peles, uno de los espectaculares castillos que pueblan la geografía de Transilvania

Castillo de Peles, uno de los espectaculares castillos que pueblan la geografía de Transilvania

Al hablar de Transilvania a todos nos vienen a la memoria, por supuesto, aquellas viejas leyendas de vampiros en donde el conde Drácula se convierte en el gran protagonista. Pero Transilvania, evidentemente, es mucho, muchísimo más, me atrevería a decir, puesto que en esta región de la actual Rumanía descubrirán preciosas ciudades medievales como Sibiu y Sighisoara o, incluso, Brasov, la antigua capital de esta histórica región.

Para llegar a Transilvania deberán atravesar los Cárpatos, lo cual les dará la oportunidad de descubrir encantadores bosques y zonas de montaña como la de Sinaia

Como su entrada al país será probablemente a través de Bucarest, su capital, para llegar a Transilvania deberán atravesar los Cárpatos, lo cual les dará la oportunidad de descubrir encantadores bosques y zonas de montaña como la de Sinaia, lugar en donde se encuentra el espectacular y lujoso Castillo de Peles, antiguo palacio de verano de la familia real rumana. No muy lejos de este, y ya de camino a Brasov, podrán visitar el famoso castillo de Drácula, habiendo sido inmortalizado este peculiar vampiro por la novela de Bram Stoker y por todas las películas americanas que han hecho de este personaje de ficción y del castillo de Bran un importante punto de referencia para todas aquellas personas a las que les apasionan las historias de terror. Pero digo este ‘personaje de ficción’ puesto que en Transilvania no se encontrarán ni con malvados vampiros ni con lugareños asustados que guarden en sus casas una estaca de madera o un sinfín de ajos para acabar con tan malignos personajes.

Interior del castillo de 'el empalador', conde en que se basó la leyenda del Conde Drácula

Interior del castillo de Bran, propiedad del príncipe de Valaquia Vlad Tepes ‘el empalador’, en quien se basó la leyenda del Conde Drácula

No, sólo fue la imaginación del escritor Bram Stoker la que originó la leyenda, pero, eso sí, inspirada en un príncipe de Valaquia del siglo XV: Vlad Tepes, ‘el empalador’. Un personaje que hoy en día, mientras en Rumanía está considerado un héroe nacional al haber combatido contra el Imperio Otomano para salvaguardar al cristianismo del dominio musulmán, en el resto del mundo este príncipe es algo así como un vil personaje debido a su crueldad a la hora de ajusticiar a sus numerosas víctimas por la técnica del empalamiento. Pero esta, como muchas otras historias, son las que les contarán cuando visiten tanto este castillo de Bran como la propia ciudad de Brasov, pues no en vano esta urbe fue antiguamente la capital de Transilvania, tal y como anteriormente les he comentado.

El centro histórico de Brasov les maravillará por su belleza y por ese cierto aspecto medieval que todavía se conserva hoy en día. Yo les recomendaría visitar la hermosa plaza del Consejo y, a partir de ahí, serpentear por sus alrededores para así poder descubrir calles y callejuelas salpicadas con un peculiar encanto como, por ejemplo, la del Hilo, la calle más estrecha de Rumanía. También descubrirán una parte de su muralla así como algunas torres desde donde podrán contemplar una magnífica panorámica de la ciudad. Acérquense igualmente hasta la Iglesia Negra, la de San Nicolás, la antigua Puerta de Santa Catalina y visiten, por supuesto, el Ayuntamiento y el hermoso parque que se abre frente a él.

Por último, no olviden visitar Sighisoara, una pequeña localidad entre Brasov y la propia Sibiu, y cuyo encanto medieval se hace aún más patente que en estas dos últimas

Y cuando hayan saciado ya su curiosidad al pasear por las céntricas y peatonales calles de Brasov, entonces diríjanse hacia la ciudad de Sibiu para contemplar su hermoso y bien cuidado centro histórico de un marcado estilo medieval.  No en vano, su encanto le valió hace unos años, más concretamente en 2007, ser nombrada Capital Europea de la Cultura. Para visitar el centro histórico de esta maravillosa población les recomendaría que lo hiciesen empezando su recorrido por la N.Balcescue, una ancha calle peatonal repleta de terrazas y de gentes dispuestas a relajar su espíritu contemplando la hermosura del paisaje urbano que les rodea. Será lógico y normal que sientan la tentación de sentarse en alguno de sus bares o cafeterías para de esa forma relajar también el resto de su ser tomándose una refrescante cerveza local, por lo que cuando ya hayan reconfortado tanto su garganta como su espíritu, encamínense entonces hacia la Plaza Mayor, todo un verdadero regalo para los sentidos. Allí descubrirán hermosos edificios como el Ayuntamiento, la Iglesia Católica o un sinfín de encantadoras edificaciones en las que les llamará la atención unas peculiares buhardillas con ventanas en forma de ojo. Acto seguido, y tras contemplar este maravilloso recinto, diríjanse hasta la Plaza Menor, justo al otro lado de la anterior, ya que allí podrán encontrar el sugerente Puente de los Mentirosos, punto en el cual antiguamente se dividía la zona noble de la ciudad con la del pueblo llano.

Sighisoara fue declarada

Sighisoara ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

En los alrededores de esta última plaza encontrarán la bella Iglesia Evangélica y, algo más alejada de esta pero a no mucha distancia, podrán visitar también la Catedral Ortodoxa, de una gran belleza interior. Y cuando ya hayan disfrutado de sus pinturas y de todos sus ornamentos, entonces empiecen a deambular pausadamente por las calles y callejuelas de este pequeño pero encantador centro histórico de Sibiu para llegar hasta un tramo, muy bien conservado, que todavía perdura de sus antiguas murallas. La verdad es que me encantaría seguir relatándoles las excelencias de esta maravillosa ciudad de Sibiu, pero como telón de fondo, he creído conveniente terminar este artículo hablándoles de Sighisoara, una pequeña localidad entre Brasov y la propia Sibiu, y cuyo encanto medieval se hace aún más patente que en estas dos últimas.

Situado su casco antiguo en una pequeña colina y rodeada enteramente por su antigua muralla, la espléndida ciudad de Sighisoara ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Debido a sus pequeñas dimensiones, les recomendaría pasear por todas sus empedradas calles a la vez que recorrer sus murallas, las cuales les irán conduciendo poco a poco hasta las diferentes puertas y torres que guardan celosamente los encantos de esta población. Sin lugar a dudas, y con muy poco esfuerzo físico, descubrirán a través de su relajado paseo la espectacular Torre del Reloj del siglo XIV así como también la Casa de Vlad Dracul, padre de Vlad Tepes ‘el empalador’ y que, como les he contado al principio de este artículo, ha dado origen a la leyenda de Drácula. En la parte baja de la Torre del Reloj podrán ver la Sala de las Torturas y, saliendo de la Torre y unos metros más arriba, encontrarán la Plaza Cetatii, la principal plaza de la ciudadela desde donde podrán observar al final de una larga calle, unas escaleras en forma de túnel que les conducirán hacia la Iglesia de la Colina.

Bueno, evidentemente, y como ya les he dicho hace un momento, me he quedado con las ganas de seguir relatándoles las excelencias de Transilvania, pero dado que lo interesante de un artículo de viajes es simplemente dar unas pequeñas pinceladas del lugar para que así ustedes se puedan hacer una idea de lo que se van a encontrar, lo único que se me ocurre decir para dar por terminado este artículo es que, si finalmente les seduce la idea de visitar Transilvania, estoy convencido de que sus bosques, con su naturaleza en estado puro, sus cuidadas ciudades medievales, de una espectacular belleza, y las historias y leyendas que les contarán los lugareños, sin duda alguna harán que su estancia allí resulte de lo más mágico y placentero.

¡Ah!, y si son muy supersticiosos, lleven su kit antivampiros, pero como les he dicho, seguro que no les hará ninguna falta… ¿o quizá sí? En fin, descúbranlo por ustedes mismos. ¡Que disfruten del viaje!

Víctor J. Maicas es escritor

Pincha para aumentar cada una de las imágenes:

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Viajero incansable y escritor, mis novelas publicadas son “La playa de Rebeca”, “La República dependiente de Mavisaj”,“Año 2112. El mundo de Godal” y "Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad". Son, principalmente, novelas comprometidas y de crítica social. Además, he escrito artículos para la prensa escrita así como también para diferentes publicaciones digitales. En la actualidad soy miembro del Consell de Cultura de la ugt-pv y socio o colaborador de diferentes ONG’s

Participa con tu comentario