Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

UGT en contra de los profesionales de la seguridad privada.

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / La asociación de seguridad privada ASP/92 no entiende el empecinamiento de los altos cargos del sindicato UGT por atacar constantemente al sector de la seguridad privada

Estamos paralizados por la prepotencia del Secretario General de UGT de Madrid, desconocíamos la autoridad de este señor para decidir quien puede trabajar, quien debe estar en el desempleo y, sobre todo, quien es un trabajador y quien no.

José Ricardo Martínez, que es como se llama el personaje en cuestión, el día después de la huelga no general en una conferencia o mitín o, mejor dicho, baño de masas de los ‘jefazos’ de UGT para celebrar no sabemos qué, no se cortó un pelo en amenazar a los vigilantes de seguridad que durante su jornada laboral tuvieron que intervenir, frente a un piquete ‘informativo’ para que el hecho no fuera a mayores.

No se cortó un pelo en amenazar a los vigilantes de seguridad que durante su jornada laboral tuvieron que intervenir, frente a un piquete ‘informativo’ para que el hecho no fuera a mayores

No tenemos ni idea de lo que ocurrió, ni sabemos dónde ocurrió, ni quienes participaron, pero sí sabemos cuál es nuestra profesión, y tenemos muy claro nuestro cometido en esta sociedad.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad ese día sí que tuvieron que actuar en numerosas ocasiones por casi toda España, y con contundencia, para preservar los derechos de los que quisieron trabajar o abrir sus empresas y que esos piquetes, que de informativos no tenían nada, no les dejaban, insultándoles, amenazándoles, incluso agrediéndoles, como todos hemos podido ver en los medios de comunicación.

No hemos oído decir a José Ricardo Martínez que se encargaría de que esos policías o guardias pasaran a englobar las listas del paro, ni nada parecido. Ni siquiera hemos oído como se encargaría de que los trabajadores y liberados de UGT, que formaron parte de algunos o muchos o todos esos piquetes mal llamados informativos, fueran a ser relegados de sus puestos o sancionados de alguna manera, y sabemos que ahí sí que tiene medios para llevarlo a cabo.

No esperamos que lo destituyan, que lo inhabiliten para ejercer cargos en UGT, que dimita, ni siquiera le vamos a pedir que rectifique o se disculpe. Lo que esperamos es que los trabajadores de nuestro querido sector, la seguridad privada, se den cuenta de quienes forman el mal llamado sindicato UGT y tomen las medidas oportunas para que estas personas no tengan en sus manos el futuro laboral de todos nosotros.


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario