Lunes 07 de abril de 2014,
Bottup.com

Ultimátum a la Tierra

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

 

Ultimátum a la Tierra

Cartel de la película de 1951

Sí, así se titulaba la película que vi hace unos días. Recuerdo la primera versión, de 1951 y en blanco y negro, el titulo original se podía traducir por ‘El día que la Tierra se detuvo‘. Con excepción de la evidente mejora de los efectos especiales y la actualización de la amenaza, ya que en la primera versión se trataba de una guerra atómica y en esta última se da a entender que es el deterioro del medio ambiente, el mensaje es el mismo: todos los dirigentes mundiales debe ponerse de acuerdo para evitar la destrucción del planeta o el gigantesco y amenazante robot Gort (que en los años 50 parecía hecho con cajas de galletas) eliminaría la raza humana para salvaguardar la supervivencia del resto de las especies que viven en la Tierra. Por cierto, en el año 1952 fue galardonada con el Globo de Oro como la mejor película en la promoción del entendimiento internacional, eran los tiempos de la guerra fría.

Los intereses nacionales continúan imponiéndose a los internacionales, el bien particular se antepone al común

¿Y si hoy volviera Gort y nos pidiera explicaciones sobre cómo hemos utilizado la oportunidad que nos dio hace 60 años? Dicen que para las especies más evolucionadas el lenguaje común son las matemáticas, pues veamos algunos números: pobres; desahuciados; parados; muertes por enfermedades evitables o hambre; bajas en conflictos bélicos; excluidos de los sistemas de salud; explotados laboral o sexualmente; deforestación; contaminación; etc. Todo en aumento. ¿Y del entendimiento entre países, el consenso internacional? Pues muy pocos avances. Los intereses nacionales continúan imponiéndose a los internacionales, el bien particular se antepone al común. Así nos va.

Las sociedades desconfían del futuro, no creen a sus dirigentes, ni a sus políticos, ni a los partidos o los sindicatos, ni a las instituciones. Nadie es capaz de explicarnos con claridad dónde estamos, pero nos piden paciencia. En la película, un imaginario Premio Nobel habla con Klaatu, el alienígena que sirve de interlocutor, que afirma en defensa del género humano, que todas las especies cambian y evolucionan cuando se enfrentan a la amenaza de la extinción, cuando están al borde del abismo. ¿Cómo sabremos que nos enfrentamos a la extinción? ¿Estaremos ya al borde del abismo? Y si fuera así, ¿evolucionaremos o daremos un paso al frente?

Imagen: northwestchicagofilmsociety.org

Editado por la Redacción: subtítulo, destacado e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario