Domingo 11 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Un boxeador ‘Travieso’ impone récord en México, mientras abuchean a ‘Pac man’ Pacquiao

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Jorge ‘el Travieso’ Arce se convierte en el primer mexicano campeón mundial en cuatro categorías diferentes

El momento esperado por muchos boxeadores mexicanos se le dio a Jorge ‘el travieso’ Arce en la ciudad que se niega a dormir, Las Vegas, Nevada, USA.

Mientras que Julio César Chávez, Eric ‘el terrible’ Morales o Marco Antonio Barrera, por decir solo algunos de los varios mexicanos que buscaron llegar a obtener un cuarto campeonato mundial de boxeo en cuatro diferentes categorías y no lo lograron, ahora los que se mantienen activos, buscarán igualar lo hecho por el mochiteco Jorge Arce el pasado sábado 7 de mayo en la Arena Gran Garden del MGM de Las Vegas.

‘El Travieso’ se enfrentó al puertorriqueño Wilfredo Vázquez Jr., quien se presentaba a consumar una tercer defensa de su título con récord de 20 peleas ganadas, 17 por Kot, una empatada y una derrota, siendo campeón supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

‘El Travieso’ se enfrentó al puertorriqueño Wilfredo Vázquez Jr., quien defendía por tercera vez el título mundial

Jorge, con récord de 57 peleas, 6 derrotas y dos empates, buscaba su cuarto campeonato mundial, buscaba inscribir su nombre en los libros de la historia pugilística, y lo logró al puro estilo ‘travieso’.

En el desarrollo de la pelea se vio a un Wilfredo que, al castigar con golpes a la barbilla del mexicano, causaron en éste algunos ligeros estragos, mas cuando en el tercer episodio, con un recto de izquierda lo mandó directamente a la lona, buscó volverlo a conectar igual, pero ya el rival estaba advertido.

El boricua también visitó la lona del ring hasta en dos ocasiones, visitas que no se contabilizaron por resbalón y empujón respectivamente.

‘El travieso’, sabiendo que su caída era oficial y se contabilizaba en su contra, no encontraba o mostraba un estilo de pelea definido -clásico en él- y los rounds transcurrían uno a uno, hasta que, decidido, en el 10º, bailoteando en círculo dejó escapar algunas ráfagas de golpes y se dio cuenta de que acertaba y a su rival afectaba, que daba claras muestra de cansancio.

Al 11º salió buscando repetir, pero fue recibido con una defensa férrea del campeón y entonces se inicio un intercambio de golpes de los que Jorge está acostumbrado mostrar, castigo que dejó mal parado al puertorriqueño, que ya para el último round solo sintió cómo el mexicano arremetía con ráfagas continuas de golpes al rostro y cuerpo, pero no suficientes para desmayar los brazos, y buscaba amarrarse para salir con el brazo en alto, pero no sucedió así, ya que llegó un momento en que fue tanto el castigo recibido que ya no respondió. Arrinconado entre las cuerdas la inercia lo mantenía de pie y de su esquina aventaron la toalla al centro del cuadrilátero para que la pelea se parara.

El ‘travieso’ suma el campeonato de la división supergallo (122 lbs) a los títulos: mosca (112 lbs), mini mosca (108 lbs) y súper mosca (115 lbs) obtenidos anteriormente, y dijo, ya concluido el encuentro: ”Mi nombre se mencionará siempre que se hable de los mexicanos”.

‘Pacman’ contra Mosley

El combate entre Pacman y Mosley defraudó las espectativas del público, aunque en ocasiones se vieron muestras de lo que pudo haber sido

Lo anterior fue la pelea semi estelar de la noche, y si bien aún no estaba el regocijo en pleno por disfrutar de una gran función, éste, solo quedó en eso, se disfrutó de una buena velada boxística y nada más, porque a pesar de saberse del poderío de Manny ‘Pac man’ Pacquiao, éste brilló por su ausencia cuando enfrentó a su rival de turno, el estadounidense Shane Mosley, porque tal pareció que olvidó su buen boxeo y poderío en el vestidor o salió con carácter de ‘perdona-vidas’ o a solo cumplir con el encuentro pactado.

Pacquiao se presentó ante más de 15.000 espectadores presentes y varios miles de aficionados más que lo seguían como televidentes, enfundado en calzón y botines en color azul y con guantes en color amarillo, mientras que Shane Mosley presentó vestimenta en color negro con vivos en blanco. El ‘referee’ en esta ocasión fue el Sr. Kenny Bayless.

De acciones boxísticas no hay mucho que hablar, ya que si bien sí se dieron algunos intercambios de golpes, fueron esporádicos, porque durante toda la pelea Pacquiao se cuidó de la contundencia de puños que aún mantiene Shane Mosley. Pero al parecer también se cuidó de no lastimar a éste, a sabiendas que está próximo su retiro de los cuadriláteros.

‘Pac man’ no mostró aquel pistoneo de golpes que dejó ver en peleas anteriores con boxeadores mas jóvenes, no dejó ver aquel juego de piernas que le caracteriza al salir de momentos de apremio, tampoco dejó ver aquella forma de cubrirse para no ser vapuleado, y como consecuencia, tampoco dejó ver el poderío de sus puños, como lo hizo ante el ‘tornado’ Margarito de Tijuana o el boricua Miguel Ángel Cotto.

En el tercer episodio, el también congresista de filipinas dio muestras de que podía ir para adelante y terminar temprano con Mosley, cuando con golpes con mano derecha de entrada y seguida de izquierda a la mandíbula, conectó a Shane, quien visitó inminentemente la lona. Faltaba 1 minuto y 17 segundos para la conclusión del capítulo. Eso fue todo lo que se vio de buen boxeo.

A partir de ahí para adelante solo intercambios, esperando la llamada de la campana para descansar, dejando a la afición con la duda de ¿en qué capítulo lo tumba bien?, cosa que al ver que no sucedía y lo malo que resultaba el enfrentamiento, a partir del round 7 se empezaron a escuchar algunos abucheos, que se fueron haciendo mayores al correr de los posteriores. En momentos también se hicieron presentes gritos de apoyo para Shane Mosley, que no fueron al parecer escuchados por el estadounidense, ya que se mantenía en el mismo nivel de pelea.

En el round 10º erróneamente el ‘referee’ Bayless le aplica cuenta de protección a Manny Pacquiao por supuesta caída, lo cual fue resultado de un claro empujón que le propino Mosley y lo cual origino que el ‘Pac man’ le diera una nueva dotación de ‘no te pases’ o, como quien dice: ‘si no te tumbo, no significa que no pueda’, igual a la dada en el tercer asalto, pero con menos poder.

Hecho inequívoco de que sí se podía mejorar la calidad del encuentro, pero igual, solo fue eso, un ‘ponte tranquilo’. Al cierre del doceavo el conteo en las tarjetas fue unánime para el filipino con resultados de: 120-107, 120-108 y 119-108

Ahora esperemos al cierre del contrato de su ya tan anunciada tercer contienda contra el mexicano Juan Manuel Márquez o contra el que le pongan enfrente sus promotores, porque sabemos que calidad de boxeo ‘Pac man’ la tiene, solo que en esta ocasión… ¿sería que le dolían las piernas?

Para cerrar: ¿Barcelona comerá ‘Chicharo’ united? ¡Dios Salve América!


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario