Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Un caracol doble merece nuestra atención

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Gráfico del oído

Somos poseedores de uno de los más maravillosos sistemas de alta complejidad, al que debemos cuidar

Uno de los más maravillosos complejos de la sensopercepción es el oído, que por lo general los seres humanos desatendemos y en el peor de los casos agredimos permanentemente a través de una de las más nefastas formas de contaminación ambiental: ruidos, gritos y música a alto volumen.

Como todos los órganos de los sentidos el de la audición está firmemente equilibrado y por su delicada estructura y complejidad está a nivel del órgano de la visión: el ojo.

El oído es muy sensible a los procesos patológicos inflamatorios,
infecciosos y degenerativos. Por desgracia muchos de estos procesos
llevan a una sordera de percepción o nerviosa

El aparato auditivo consta de dos partes: el oído externo, el oído interno y el medio. El pabellón auricular es una parte del oído externo, que actúa como un radar que capta los estímulos sonoros aéreos. Se encuentra también el conducto auditivo externo, que es un pequeño túnel de aproximadamente dos centímetros y medio de largo, que termina en el tímpano. El tímpano es una membrana bien estirada del diámetro de un borrador de lápiz que separa el oído externo del medio.

Los especialistas  consideran que el uso de los auriculares se ha
transformado en una de las peores adiciones y que no sólo dañan al oído
y el cerebro por el impacto de las ondas sino tambien que producen
infecciones e inflamaciones

El oído es muy sensible a los procesos patológicos inflamatorios, infecciosos y degenerativos. Por desgracia muchos de estos procesos llevan a una sordera de percepción o nerviosa, y la combinación de ambas también.

Sordera de conducción

La sordera de ‘conducción’ se debe, por lo general, a cuerpos extraños dentro del oído, cerumen, inflamaciones en los tejidos o la otosclerosis de los huesecillos. En estos casos las ondas sonoras no pueden llegar al oído interno. Aunque está conservada la transmisión del sonido a través del hueso mastoideo, ubicado detrás de la oreja. Esto se llama conducción ósea.

Sordera nerviosa

En la sordera nerviosa, están conservados el oído externo y el medio, pero las vibraciones sonoras no van más allá de ellos, por lesiones en los nervios de conducción que van al cerebro. Las lesiones pueden encontrarse en las terminaciones nerviosas del oído interno, en las fibras del nervio auditivo, o en los centros auditivos del cerebro mismo  -sorderas corticales , agnosias , etc.- Los ruidos fuertes, la agresión por sonidos de altos decibelios, golpes en la cabeza, tumores u otras patologías, son las causas  de este tipo de sordera.

La higiene  del oído reviste una importancia vital para la salud. Cuando se habla de higiene no nos referimos solamente a orejas limpias, sino  a la consulta periódica con el otorrino quien determinará la necesidad o no de una audiometría u otras pruebas funcionales. Es de gran  importancia recordar  que no se  debe introducir  objetos dentro del oído para remover el cerumen y que se deben ocluir en caso  de necesidad con tapones elaborados con tal fin.

Cuidado con el ruido

El ruido , es uno de los contaminantes que agrede la capacidad auditiva hasta lesionarla definitivamente, por daños estructurales que llevan a la sordera, pero también la música en altos decibeles, las altas frecuencias y el uso de auriculares dañan al oído irreversiblemente y si bien la música electrónica así escuchada es altamente  nociva también lo es la música llamada clásica cuando se la escucha a grandes volúmenes .

Los especialistas  consideran que el uso de los auriculares se ha transformado en una de las peores adiciones y que no sólo dañan al oído y el cerebro por el impacto de las ondas sino tambien que producen infecciones e inflamaciones. El abuso  de la telefonía  celular  también agrede al oído  y al sistema nervioso.

Por lo tanto, es importante que prestemos un poco de atención a nuestros oídos, que nos permite relacionarnos con toda la maravillosa riqueza del mundo sonoro que nos rodea y nos convoquemos para eliminar los ruidos, que tanto lo perturban y lo dañan.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Anónimo 25/06/2008 en 7:08

    QUIERO SABER SI EL USO DE LOS AURICULARES HACEN QUE SE NOS ARRUINEN LA NEURONAS . ESTO LO LEI EN UN PERIODICO PERO LO TOME MUY A LA LIGERA ,YAL LEER TU RESPUESTA ALOS BANDERAS , ME QUEDE LOCO DE LA JARRA ES COMPLEJO . EL PROBLEMA PLANTEADO ES GRAVE , USAMOS LOS AURICULARES SI LOS VECINOS NOS EMBRROMAN PERO CON DESCANSO , CUANTO Y COMO CONTRALOLAMOS LOS DECIBELES TE QUIERE

Participa con tu comentario