Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Un imperialismo económico que casi nunca pierde

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

Tras soportar a dictadores alineados con sus intereses, Occidente ahora les reclama la democratización de sus países: un cambio para que nada cambie

Según parece, algunos países democráticos destacaron, tras los primeros incidentes en Egipto, que Hosni Mubarak había realizado durante muchos años un “papel equilibrado” en Oriente Medio. Bien, pues apenas unas dos semanas después, y viendo el desarrollo del conflicto y las reacciones en cadena que se han empezado a producir en Yemen, Jordania y demás países de la zona, ahora por lo que parece muchos no dudan en instar claramente a este tipo de gobernantes a democratizar sus Estados, puesto que los regímenes autoritarios ya no tendrán ningún futuro.

Por lo tanto, analizando estas, en cierto modo, contradictorias declaraciones, uno puede deducir muy fácilmente que según parece a los dirigentes occidentales en general igual les da el régimen político que exista en cualquier país siempre y cuando éstos sigan bajo su control.

Según parece a los dirigentes occidentales en general igual les da el régimen político que exista en cualquier país siempre y cuando éstos sigan bajo su control

Curiosamente, podrán advertir pues que en el mundo árabe es posible que en poco tiempo se produzca un cambio de regímenes dictatoriales por otros de carácter democrático, tal y como ha sucedido en los últimos años en Latinoamérica. Y si de alguna forma intento comparar estas dos situaciones es para abrir los ojos a todos esos ciudadanos de buena voluntad que inocentemente piensan que al fin los líderes mundiales están apostando definitivamente por la democracia. No, no se equivoquen, pues evidentemente, bajo mi punto de vista y creo que también bajo el de otros muchos analistas, esto tan sólo se debe a una estrategia para seguir controlando a los gobernantes de esos países, y una clara prueba de esto es la cambiante actitud mostrada en apenas unas semanas, cosa que, por lo que parece, no ha hecho ni tan siquiera que se sonrojen.

Pues bien, en Latinoamérica, por suerte (ya que sin lugar a dudas la democracia es el menos dañino de los regímenes políticos) la mayor parte de los países se han convertido en democracias debido, muy posiblemente, a que el gran gigante del norte ha cambiado de estrategia, pues a finales del siglo XX ya no estaba bien visto dar apoyo a dictadores como Pinochet, Videla, Stroessner, Somoza y tantos otros que siempre habían contado con la inestimable ayuda estadounidense. Así pues cambiaron, como digo, su estrategia, pero eso no ha significado que no sigan controlando económicamente a estos países pues, en definitiva, es lo que a fin de cuentas realmente les interesa.

En la actualidad hay muchos menos dictadores, al menos en algo hemos avanzado, pero por desgracia el nivel de vida de los ciudadanos de muchos países no ha aumentado considerablemente ya que las políticas económicas siguen siendo prácticamente las mismas.

Por lo tanto, y una vez expuesto lo anteriormente comentado, creo que ahora muchos entenderán que, lamentablemente, cuando algunos dicen que los gobernantes de los países árabes deben instaurar regímenes democráticos, posiblemente no tengan en mente mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, sino mantener principalmente los grandes intereses económicos y estratégicos que occidente tiene en Oriente Medio. Sí, ese es casi sin lugar a dudas su fin, mantener ese imperialismo económico neoliberal que hoy en día se extiende por la práctica totalidad del mundo y que, por lo que parece, seguirán manteniendo sean quienes sean los que finalmente gobiernen en cualquier país.

¿No es quizá en el fondo la política económica que éstos han adoptado lo que ha llevado a los ciudadanos a un nivel de miseria y necesidad insoportable?

Por cierto, no hacen más que meternos en la cabeza que son revueltas contra dictadores, pero… ¿no es quizá en el fondo la política económica que éstos han adoptado lo que ha llevado a los ciudadanos a un nivel de miseria y necesidad insoportable? ¿Y no han contado estos gobernantes con el beneplácito económico de occidente? Pero claro, supongo que siempre será mejor para ellos insistir sobre todo en que las protestas van dirigidas principalmente en derrocar a un dictador y dejar en un segundo plano la política económica que se ha llevado a cabo durante estos últimos años, no sea cosa que a los ciudadanos del llamado primer mundo se les ocurra hacerse ‘demasiadas preguntas’ y, como consecuencia de ello, empiecen a reaccionar y a exigir reformas encaminadas a no exprimir a los de siempre, es decir, al indefenso ciudadano de a pie. Indefenso, claro está, siempre y cuando siga desunido y sin reaccionar.

Víctor J. Maicas es escritor


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Viajero incansable y escritor, mis novelas publicadas son “La playa de Rebeca”, “La República dependiente de Mavisaj”,“Año 2112. El mundo de Godal” y "Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad". Son, principalmente, novelas comprometidas y de crítica social. Además, he escrito artículos para la prensa escrita así como también para diferentes publicaciones digitales. En la actualidad soy miembro del Consell de Cultura de la ugt-pv y socio o colaborador de diferentes ONG’s

Participa con tu comentario