Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Un paso atrás para la libertad de expresión en Camboya

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

En los últimos días, y tras la relativa paz reinante en la zona de Preah Vihear, los medios de comunicación camboyanos se hacen eco en sus primeras páginas de la ‘supuesta’ orden del Gobierno para cerrar varias páginas web relacionadas con la oposición camboyana

Desde hace meses el Gobierno de Hun Sen está intentando silenciar todas aquellas voces que le pudieran perjudicar en las próximas elecciones. Desde la condena de 12 años a Sam Rainsy, líder del principal partido de la oposición, el Primer Ministro está intentando asegurarse una posición privilegiada de cara a los próximos comicios municipales de 2012 y las elecciones generales de 2013. Hace tan solo semanas apuntaba a su hijo Hun Manet, de tan solo 33 años de edad, como uno de los generales de mayor poder dentro del ejército de esta nación, movimiento que según se rumorea está ligado al aumento de voces discordantes con el Gobierno, entre las altas esferas jemeres.

En las últimas semanas el conflicto por el templo Preah Vihear ha ocupado la actualidad del país de la sonrisa eterna. Ambas naciones, Tailandia y Camboya, llevan enzarzadas varios años en una estúpida ‘guerra de soberbia y mentiras’ por este templo. Curiosamente, siempre que escala la gravedad en el mismo, coincide con otros asuntos de mucha más profundidad, que con Preah Vihear se intentan esconder, a sabiendas del ferviente patriotismo, y del asco mutuo que se profesan los habitantes de ambos países. Con las muertes de decenas de soldados en la última semana y las miserias que los millares de desplazados de la zona se intenta ocultar la alta corrupción política de ambos gobiernos, las discusiones por la posesión de los recursos de petróleo y gas de la zona OCA en el Golfo de Tailandia, y la situación real de ambos países. Un tercio de la población de Camboya sigue viviendo por debajo del umbral de la pobreza, mientras en la vecina Tailandia, mucho más desarrollada debido al boom turístico de hace varios años, el 25,5% del total de la población sigue viviendo con menos de 2 dólares al día.

Según una filtración, el Gobierno de Hun Sen ordenó a 10 empresas proveedoras de Internet en el país que bloquearan el acceso a estas páginas antigobierno

Y en los últimos días la confirmación de los cierres de los blogs KI Media y Khmerization ha confirmado los rumores que desde el verano anunciaban guerra contra Internet. Un medio al que tienen acceso en Camboya menos de un 1% de la población, pero que en las últimas fechas se estaba destacando como figura opositora de Hun Sen. Blogs como los dos mencionados anteriormente, estaban fuertemente ligados a los partidos de la oposición y en las últimas fechas habían filtrado documentos confidenciales como el relacionado con la compra de espías políticos por el partido de Hun Sen, el CPP, para obtener información de los partidos de la oposición.

Hace tan solo unos días Hun Sen y su gabinete, han denegado que estén implicados en tales acciones, pero la verdad que el ataque a estos dos blogs, y a otros muchos alojados en blogspot en los últimos meses ha puesto de manifiesto las herramientas que utiliza este gobierno para permanecer en el poder a perpetuidad, como se atrevió a asegurar el mismo Hun en 2008, días después de haberse impuesto con un 97% de los votos en unas elecciones generales declaradas legales por los observadores de Naciones Unidas.

Según una filtración, el Gobierno de Hun Sen ordenó a 10 empresas proveedoras de Internet en el país que bloquearan el acceso a estas páginas antigobierno. En esta filtración por email, Sieng Sithy, director en funciones del departamento de Regulaciones en Telecomunicaciones, relacionado con el Ministerio de Telecomunicaciones, escribió una carta de agradecimiento a las diez compañías citadas anteriormente, donde manifestaba su gratitud por el apoyo y los esfuerzos en prohibir el acceso a estas páginas web. “Os escribo para extender mi apreciación por todos ustedes y por su cooperación con el Ministerio de telecomunicaciones”, escribió Sieng a las compañías Ezecom, Metfone, Citylink, Digi AngkorNet, WiCam, TC, Camnet, Online y Camintel.

Entre todas las páginas bloqueadas, KI Media destaca sobre las otras. Una web basada en insultar de todas las formas posibles al Gobierno de Hun Sen, algunas veces con historias verdaderas, otras con los más absurdos montajes que nadie puede creer. Un blog opositor donde los haya, basado más en una fanática lucha contra el gobierno que en una fuente opositora en la que poder confiar. Un blog que personalmente nunca me ha gustado, dado su discurso en ocasiones rallando el racismo y la intolerancia.

Una forma nueva del Gobierno de Hun Sen, modelo en esta zona del mundo por la “libertad de prensa y expresión” del país, por supuesto si comparamos con sus vecinos vietnamitas o tailandeses, un paraíso para el periodista, y el blogger, aunque como la realidad pone de manifiesto, aún muy lejos de esa libertad de expresión que el camboyano necesita para que este país empiece a girar en el sentido correcto.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario