Martes 15 de abril de 2014,
Bottup.com

Una activista asegura que es perseguida por denunciar una red de explotación de trabajadores migrantes

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Laura Bugalho trabaja en la Confederación Intersindical Gallega ayudando a migrantes y fue detenida el 28 de mayo de 2009 bajo la acusación de falsedad documental

Tras permanecer 50 horas incomunicada en una comisaría de Santiago de Compostela, salió en libertad y está a la espera de que concluya el proceso de instrucción y se dicte sentencia. Por ahora, tres migrantes han testificado en su contra, pero ella denuncia que lo hacen bajo presión. En una entrevista publicada en el Periódico Diagonal asegura que hay quien quiere encarcerla para asegurar su silencio porque “son muchos años conociendo a tantísimas personas, quieras que no, al final sabes demasiadas cosas”.

Desde el entorno de Bugalho se relaciona su detención con su contribución a destapar una red de explotación de migrantes. Sus denuncias impulsaron la ‘Operación Peregrino’ de la Policía Nacional, que sacó a la luz una trama que cobraba hasta 10.000 euros a migrantes marroquíes a cambio de trabajo en condiciones muy precarias y promesas de papeles que, en ocasiones, nunca llegaban. Por ello, en marzo del año pasado detuvieron a cuatro empresarios gallegos y tres personas de origen marroquí. Una de ellas es Messaoud El-Omari, responsable de un centro de información para extranjeros del sindicato CCOO en Santiago de Compostela, que entró en prisión acusado de asociación ilícita, introducción ilegal de trabajadores y estafa. Se encuentra en libertad porque CCOO depositó los 140.000 euros de fianza que le pedían.

Sus denuncias impulsaron la ‘Operación Peregrino’ de la Policía Nacional, que sacó a la luz una trama que cobraba hasta 10.000 euros a migrantes a cambio de trabajo en condiciones precarias y promesas de papeles

La clave de la imputación de Bugalho, dos meses después, estaría en las conexiones de la trama con la Policía Nacional de Santiago, según desveló Novas de Galiza (PDF), periódico que afirma que hay un alto cargo implicado. A pesar de que al menos 57 trabajadores fueron víctimas de la estafa, ésta se prolongó durante veinte años, porque temían denunciar su situación en la comisaría de esta ciudad. Hay quien piensa que existe relación entre esto y el hecho de que no fueran policías de allí, sino de A Coruña los que hicieron las detenciones de la ‘Operación Peregrino’. Además, según publica también el Periódico Diagonal, se han detectado irregularidades en la administración de extranjería, que se encuentra en el mismo edificio, que presuntamente tramitó papeles sin que se pagaran algunas tasas. Incluso Bugalho denuncia que sufrió vejaciones en esta comisaría cuando fue detenida y que el comisario le dijo sobre la detención de El-Omari “ya sabes que no fuimos nosotros, tú bien sabes quienes fueron”.

Por otro lado, hay indicios que apuntan a las buenas relaciones de El-Omari con la constructora gallega Fadesa, presente en Marruecos con proyectos de futuro incierto y que ha sido condenada por el Tribunal Supremo por eludir controles de blanqueo de dinero en sus negocios con Mohamed VI. Éstas se hicieron patentes con la serie documental Hanan: lo que nos une, sobre las conexiones entre Marruecos y Galicia, cofinanciada por Fadesa y protagonizada por la hija del sindicalista, pero no hay pruebas concluyentes que impliquen a la empresa.

El proceso judicial que está viviendo Bugalho ha suscitado numerosos apoyosmuestras de solidaridad, sobre todo desde organizaciones pro derechos de migrantes y transexuales, colectivo con el que trabaja más intensamente. De hecho, se le acusa de ‘falsedad documental continuada’ por cambiar el nombre a personas que tienen una identidad social vinculada a un género distinto del que está escrito en su pasaporte. La activista se muestra optimista respecto a su juicio pero insiste en que, según los documentos que aportan personas migrantes, aún quedan dos tercios de la trama de explotación por destaparse.

Fotos: Maribolheras Precárias


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 25/05/2010 en 19:19

    Me parece muy fuerte, pero por desgracia no me sorprende nada. El terrorismo financiero aprieta a los estados soberanos. Los estados soberanos aprietan a sus clases medias. Y estas, al último eslabón de la sociedad, los inmigrantes sin papeles…
    Todo esto se nos volverá en contra algún día

Participa con tu comentario