Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Una de ‘Reyes Malos’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / La carta a los ‘Reyes Malos’ es la petición de un padre a las instituciones competentes para que solucionen el caso de una niña excluida del sistema educativo tras sufrir acoso y falta de la atención requerida

Hace exactamente un año escribí el siguiente artículo, donde expresaba mis deseos a esos ‘Reyes Malos Educativos’: malos de solemnidad, de actitud y aptitud. Reyes francamente con muy mala educación. Las cosas no han cambiado desde entonces; de hecho, he tenido que escribir a ‘Mamá Noelia’ hace unos días porque ni mucho menos se han portado bien quienes debieran hacerlo conmigo; mucho menos con esa niña que está en casa (Léase Carta de Navidad a “Mamá Noelia”).

Os pido que seáis decentes de una vez y deis a esa niña una escolarización digna, donde se le integre adecuadamente, donde se le respete y apoye, donde se le ofrezcan esas adaptaciones curriculares que la niña necesita

Para finalizar, recordar a mi padre que, desgraciadamente, instantes después de escribir el presente texto, me comunicaron falleció. El esfuerzo y lucha constante de un niño adolescente castigado por revanchas y odios represivos a “jugar obligadamente” a una mísera guerra, que con su constante trabajo y amor propio, sacó adelante con mucha honradez y dignidad, junto con Lola, su mujer, a siete vástagos, no tiene nada que ver con vergüenzas ajenas de trepas, sinvergüenzas, palmeros trágalas y demás hierbas de los muchos prostituidos ‘Señores de la Mala Educación’ actual. Pero de ‘Pepito el viajante’ ya hablaré en otra ocasión, puesto que hay temas que no deben ser mezclados jamás, sobre todo cuando hablamos de una vida de honestidad ya acabada contra la de muchas hediondeces actuales y presentes.

Queridos ‘Reyes Malos’:

Como vengo solicitando desde hace muchos años, os pido unos deseos que estimo los merezco, ya que me he portado bien en general, aunque he de confesar que más de una vez me entraron ganas de mandaros a la ‘quinta esencia’ por lo cruel y despiadado que a veces sois con gente que sólo pretende seguir adelante, que le dejen vivir en paz y sin que le fiscalicen sus nada pretenciosas vidas privadas.

Más de una vez me entraron ganas de abofetearos a más de uno, porque ganas no faltaron, aunque por ética no lo hice, pero creo que habéis sido merecedores de eso y de mucho más. Habéis generado en mí una agresividad latente por el mal uso que habéis hecho de palabras sagradas como Libertad, Justicia, Solidaridad, Dignidad, Apoyo, Integración, Inclusión, Respeto, Igualdad de oportunidades… Palabras que habéis violado y habéis llevado al mero papel de sonidos sin fundamento, sin significado real.

Esa agresividad de la que hablaba la vierto aquí, y os las suelto en forma de mensajes que a más de uno, si tuviese la suficiente talla humana y dignidad, os haría temblar, poneros rojos y al menos haceros reflexionar por tanto cinismo, intolerancia y represión.

Sé que os ‘resbalan’ demasiadas cosas, entre ellas estas ‘mini llamadas de atención individualizadas’ de sujetos anónimos y desconocidos, “tocapelotas”, según algunos de vosotros.

Sé que con el escudo de cinismo, indecencia y ninguneo que portáis, os sentís seguros y plenos de confianza, ya que además contáis con ‘pajes’ que esconden y anulan toda información veraz y comprometida: la intoxican, la falsean y tergiversan a su antojo. Pura represión, sin duda alguna.

Queridos ‘Reyes Malos’, este año, como vengo pidiendo desde hace demasiados años, os pido que seáis decentes de una vez y deis a esa niña que se vio obligada a irse a casa, tras sufrir innumerables muestras de exclusión, aislamiento, vejaciones y, en definitiva, acoso escolar, una escolarización digna, donde se le integre adecuadamente, donde se le respete y apoye, donde se le ofrezcan esas adaptaciones curriculares que la niña necesita.

Os pido como ya hice en tiempos pasados que se le permita escolarizarse en el curso que le corresponde y que ganó a base de esfuerzos y sacrificios. Os pido que no la tengáis castigada a no haberse podido matricular en el curso que le corresponde por no haber “dado la talla y espabilar, dejándose maltratar” por ciertos niños disruptivos y muchos cómplices escolares infantes y adultos cobardes.

Queridos ‘Reyes Malos’, os pido que mi hija crea, como yo creía en su día, en una sociedad comprometida con valores de solidaridad, inclusión, igualdad, atención a la diversidad y respeto: mucho respeto, ese que se os olvidó por completo. Os pido, queridos ‘Reyes Malos’, decencia, mucha decencia; esa que os falta desde hace muchos años.

Esperamos sus ‘dádivas’. Mi hija les espera con mucha ilusión.

A la atención de sus majestades, los ‘Reyes Malos’ de la Consejería de Educación de Extremadura y alguna más, incluidos innumerables ‘pajes’ de distintas escalas, relacionados con esas instituciones.

Para recordatorios varios, léanse el siguiente link y los 15 ó más enlaces que se citan en el mismo:

Carta abierta a la clase política

……

Nota: Hoy día, para recordatorios, recomiendo el blog El cuaderno de guillermo No acoso y Vagabundo tras la libertad, donde recojo y recogeré los muchos artículos relacionados con el tema y los muchos que aún quedan por mostrar


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario