Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Una España de cara o cruz

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Dos caras de una sola moneda para un país (Bottup)

El voto se atomiza entre dos bandos irreconciliables, inmersos en
una guerra cuyas principales fuerzas de choque son los medios de
comunicación

Opinión

Nos espera una legislatura muchísimo más crispante, cargante, polarizante, falta de
talante, radical y baja que la que acabamos de cerrar
IU se hunde definitivamente tras dos contiendas hablando de descalabro,
otra vez perjudicada por un sistema electoral que ya no puede optar a
cambiar
Rosa Díez logra entrar en un grupo mixto donde no estará especialmente a gusto: lo
compartirá con los representantes nacionalistas de Nafarroa Bai, BNG,
ERC y CC
España es hoy un nuevo paradigma del bipartidismo, cuya primera víctima ha sido el histórico tercer partido. IU se hunde definitivamente tras dos contiendas hablando de descalabro, otra vez perjudicada por un sistema electoral que ya no puede optar a cambiar. CiU mantiene el tipo y desaparecen peculiaridades como la Chunta Aragonesista y Eusko Alkartasuna. Para compensar, entra un nuevo partido: UPyD, con Rosa Díez como diputada.

Hace unas horas estaba en la calle Génova, retransmitiendo en directo para Bottup el ambiente. Los simpatizantes del PP tenían motivos para no estar tristes: casi 400.000 españoles más que en 2004 han confiado en ellos. Rajoy sobrevive a su oposición y obtiene finalmente cinco escaños más (tras un baile en el que CiU se ha llevado el sexto).

Mientras, en Ferraz, Zapatero celebraba su segunda victoria con otros cinco escaños más que en 2004, aunque sólo 26.000 españoles más que entonces han depositado su confianza en él. Pero en nuestro sistema por circunscripciones provinciales lo que cuenta son los asientos y es evidente que la Ley d’Hondt ha agraciado a ZP esta noche y le ha permitido también afianzar un ya indiscutible liderazgo dentro del PSOE.

Esquerra Republicana, tal y como se preveía, también se ha hundido: pierde cinco de sus ocho diputados. Nafarroa-Bai, que en Navarra ha rozado el 20% de los votos, consigue mantener su escaño. Lo mismo ocurre con el BNG, que repite no solo asientos (2), sino número exacto de votos: 208.000. El PNV, por el contrario, se deja casi 120.000 votantes -la mayoría captados por el PSOE- pero logra que sólo se le repercuta en un escaño, pasando de siete a seis. Coalición Canaria también sale debilitada, perdiendo un diputado y quedándose con sólo 2.

Por último, entra con fuerza UPyD, que con 303.000 votantes -la mayoría madrileños-, aúpa a Rosa Díez a un grupo mixto donde no estará especialmente a gusto: lo compartirá con los representantes nacionalistas de Nafarroa Bai, BNG, ERC y CC.

En definitiva, España es hoy un país que renuncia a sus particularidades propias, al menos en política. Bipartidista. Con el voto atomizado entre dos bandos irreconciliables, inmersos en una guerra cuyas principales fuerzas de choque son los medios de comunicación.

El PP, tras su mejora electoral, sin duda agudizará aún más su estrategia de confrontación política, de crispación. Y esos medios estarán ahí para apoyar esta táctica polarizadora y madre del bipartidismo. De hecho, ya han empezado. No van a  conceder los 100 días de gracia típicos. No creo que concedan ni uno. Nos espera una legislatura que, pese a los deseos que ha expresado hoy Zapatero, será muchísimo más crispante, cargante, polarizante, falta de talante, radical y baja que la que acabamos de cerrar.

Si pueden, cambien de canal.

Relacionadas:

Zapatero será presidente con 11 millones de votos pero tendrá enfrente a un PP con seis escaños más


Sigue en directo lo que sucede en Madrid


Los españoles acuden a votar en una jornada que se está desarrollando con normalidad

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

Participa con tu comentario