Jueves 17 de agosto de 2017,
Bottup.com

Se llama Oriana y con su dedito como varita mágica quiere cambiar el mundo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Si alguien ayudara a Franco donándole este traje de
astronauta (hal) que inventaron los japoneses, sería bello ver a
Oriana sonreír: porque su dedito le pudo cambiar el mundo a su hermano y a
su mamá.

Image Alt
El traje HAL para discapacitados
Image Alt
Oriana

La conocí hace dos años, una tarde en la peluquería de su mamá. Ella
(mi peluquera) luchaba por reponerse de la operación de tiroides, un
cáncer que al parecer está superado, gracias a que se lo extirparon.

-Mira, tócame -dijo su hija, colocando mi mano sobre su cabecita- yo tengo el pelo suavecito ¿ves?

-¡Qué graciosa! Oriana, ¿quién no va a tener a tu edad el pelo suavecito? No molestes a la señora.

Ella se levantó y encendió el vídeo

-Oriana… ¡Oriana!…
¿Hasta cuándo vas a poner ese vídeo? ¿Sabes? ella cree que señalando
así con el dedito, como Matilda la de la película, puede cambiarlo
todo.

-¿Y… por qué no? -pensé yo, y escribo este artículo más o
menos como con la intención de que la varita mágica de esta dulce
criatura llegue al corazón de quien pueda ayudar (ellas no lo saben,
pero aquí estoy escribiendo a ver si aparece esa persona, que le cambie
la vida a esta familia, aquí en tan alejado sur).

Es que después
me presentaron a Franco, el varoncito de ocho años de la familia,
eternamente en su silla, jugando con un volante de un auto como si
manejara en su silla de bebé. 

-Es que, cuando nació, yo tuve un pico de presión alta y a él le hicieron faltar el oxigeno en la ‘nursery’.

-Y vos ¿no les hiciste juicio? -le digo viendo en la humildad en la que viven.

-No, no quisimos… el daño ya estaba hecho…

Sería
bonito, digo: si alguien ayudara a Franco donándole este traje de
astronauta (hal) que inventaron los japoneses, sería bello ver a
Oriana sonreír: porque su dedito le pudo cambiar el mundo a Franco y a
su mamá.

La noticia decía en Internet:


“Investigadores nipones desarrollaron un traje robótico para ancianos y personas discapacitadas que da fuerza a los movimientos de brazos y piernas a través de sensores. El dispositivo recibió el nombre de HAL (Hybrid of Assistive Limb) y su función es la de ayudar a esas personas a caminar y levantar objetos de más de 20 kilos, entre otras”.

El informe, publicado en el diario Nihon Keizai Shimbun, detalla que los sensores registran corrientes eléctricas del cerebro a los músculos a través de la piel y poco antes de la respuesta natural de los músculos, se activa la motorización de movimiento del traje.

Los trajes fueron confeccionados por un equipo dirigido por el profesor Yoshiyuki Sankai, de la Universidad de Tsukuba y la empresa Cyberdyne. Inicialmente se fabricarán 400 con un precio de alquiler de 600 € aproximadamente, o de compra por 1.500 euros aproximadamente.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Anónimo 10/12/2008 en 18:56

    te quiero oriana.

Participa con tu comentario