Sábado 29 de marzo de 2014,
Bottup.com

Unámonos para conservar el planeta

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (2 votos, media: 10,00 de 10)

OPINIÓN / Luchar eficazmente contra ese cambio climático que la estupidez del ser humano está provocando de una forma alarmante. Tendríamos que aportar ese granito de arena que redundaría en beneficio de todos

Hay situaciones que por su espectacularidad y terrible dramatismo llaman la atención de la mayor parte de la opinión pública, al menos durante unos días o semanas, y esto es precisamente lo que ha ocurrido en Japón, pero el drama del menosprecio al planeta es algo cotidiano y que, según parece, no suele ocupar diariamente las portadas de los grandes medios de comunicación.

Pero quizá, si todos intentáramos concienciarnos mínimamente de lo que realmente le está sucediendo al planeta, nuestros líderes mundiales no tendrían más remedio que, aunque sólo fuera para no perder votos, plantearse seriamente las reivindicaciones que muchos científicos y ciudadanos en general están exponiendo. Y así, de una vez por todas, luchar eficazmente contra ese cambio climático que la estupidez del ser humano está provocando de una forma alarmante. Sí, posiblemente todos tendríamos que empezar a aportar ese granito de arena que a la postre redundaría, sin lugar a dudas, en beneficio de todos aquellos que habitamos este mundo.

Si intentáramos concienciarnos de lo que le está sucediendo al planeta, nuestros líderes mundiales no tendrían más remedio que plantearse seriamente las reivindicaciones

Y al hilo precisamente de lo que acabo de decir, o sea, aportar mi pequeño granito de arena, recuerdo que cuando terminé este vídeo que adjunto a este artículo ya se había producido el fracaso de la cumbre del clima de Copenhague, aquella cumbre que en teoría debía ser una esperanza después de los pocos resultados prácticos que se habían obtenido como consecuencia de la anterior cumbre de Kyoto.

Como todos ustedes saben, la cumbre de Copenhague supuso otro estruendoso fracaso en ese intento de conseguir, por parte de los mandatarios mundiales, un compromiso real para evitar ese cambio climático que la desidia y avaricia del ser humano está provocando o, como poco, acentuando posiblemente sus consecuencias. Sí, Copenhague también fue la cumbre en la que se detuvo al dirigente de Greenpeace por ‘colarse’ en una de las reuniones, constituyendo tal acción, según parece, uno de los mayores delitos que se pueden cometer para ‘los dueños del mundo’. Y fue la cumbre también en la cual, paradójicamente, parece ser que muchos asistentes llegaron con jets privados sin intentar, aunque sólo fuese por cuidar las apariencias, hacerlo de una forma más austera y menos contaminante para así empezar a dar ejemplo como representantes de toda la humanidad. Pero bueno, si ni siquiera pensaron en guardar mínimamente las formas… ¿qué podíamos esperar de todos ellos?

Así es, aquella cumbre fue un desastre, pero ya no sólo por no llegar a acuerdos convincentes para conservar el clima, sino porque meses después los grandes mandatarios mundiales no ocultaron al mundo sus deseos. Y es que, como según parece, en pocas décadas desaparecerá el hielo del Ártico, habrá que empezar a repartirse el ‘gran pastel’, para así explotar sus recursos naturales, y abrir nuevas rutas comerciales más rentables -esto es una noticia que se dio en los grandes medios de comunicación sin que, por lo visto, causara un gran rechazo entre la población-. Es decir, que ya no hace falta hacer lo imposible por salvar el Ártico, sino que ahora, al menos por lo que se puede llegar a deducir de tal noticia, los esfuerzos se han de centrar en explotar sus recursos. O dicho de otra forma, según parece ya no les hace falta esconderse para mostrar sus verdaderas intenciones posiblemente por esa ceguera y apatía de la mayor parte de la humanidad. Pero aún así, pienso que una gran parte de la información no suele llegar al ciudadano, de ahí que considere fundamental denunciar esa especie de manipulación informativa que significa no contar abiertamente todo lo que está sucediendo o, en ocasiones, contarla de una forma subjetiva e interesada.

Ya no les hace falta esconderse para mostrar sus verdaderas intenciones posiblemente por esa ceguera y apatía de la mayor parte de la humanidad

Y sí, después de haber escrito ‘Año 2112. El mundo de Godal’, una novela que no sólo denuncia el cambio climático, sino sobre todo esa manipulación informativa a la que unos cuantos someten a la mayor parte de la ciudadanía; fue cuando decidí, evidentemente pensando en contrarrestar aunque fuese mínimamente dicha manipulación, realizar este vídeo en forma de ‘booktrailer’ para, a la vez, intentar sensibilizar a alguna que otra conciencia.

Muy posiblemente, al igual que tantos otros que lo han intentado y lo siguen intentando, no consiga despertar las conciencias de millones de ciudadanos, pero si al menos mi esfuerzo sirve para abrir los ojos a unos cuantos. Sin duda, en mi interior más profundo me daré mínimamente por satisfecho y seguiré, por supuesto, intentando a través de mis escritos denunciar todo aquello que atenta directamente contra la convivencia y los derechos de todos los ciudadanos del mundo.

Editado por la Redacción: subtítulo, destacados y enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Viajero incansable y escritor, mis novelas publicadas son “La playa de Rebeca”, “La República dependiente de Mavisaj”,“Año 2112. El mundo de Godal” y "Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad". Son, principalmente, novelas comprometidas y de crítica social. Además, he escrito artículos para la prensa escrita así como también para diferentes publicaciones digitales. En la actualidad soy miembro del Consell de Cultura de la ugt-pv y socio o colaborador de diferentes ONG’s

Participa con tu comentario