Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Unicef, satisfecha con la modificación del artículo 154 del código civil, porque “pegar, no educa”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Según la ONG “No se pega a los
adultos cuando hacen algo mal; por lo tanto, no se tiene que pegar a
los niños”

Recuerda que la mayoría de los malos tratos a niños en el mundo son en el entorno familiar

Gabriel González-Bueno: “Pegar produce respuestas inmediatas, pero esas respuestas de
los niños no se dan por convencimiento, sino por miedo. Pegar no es
educativo”

(Servimedia) Gabriel González-Bueno, responsable de derechos de la infancia de
Unicef España, aseguró hoy estar “muy satisfecho” con la modificación
del artículo 154 del Código Civil que aprobó ayer el Congreso de los
Diputados, porque “pegar, no educa”.

“No se pega a los
adultos cuando hacen algo mal; por lo tanto, no se tiene que pegar a
los niños. Es una costumbre arraigada, pero dañina“, dijo a Servimedia
González-Bueno.

“No podemos olvidar que la mayoría de los
malos tratos que sufren los niños en el mundo es en su entorno
familiar
. Pegar produce respuestas inmediatas, pero esas respuestas de
los niños no se dan por convencimiento, sino por miedo. Pegar no es
educativo. Los padres utilizan el cachete cuando ya no tienen
argumentos y, además, cuando pegan, la mayoría se frustran”, subrayó.

Este experto de Unicef cree que el cachete no desaparecerá de la noche
a la mañana, pero considera que sí es importante quitar respaldo legal
a “una práctica que poco a poco tiene que erradicarse de la sociedad
española”.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

1 comentario

  1. Io 19/03/2012 en 12:16

    El artículo 154 del CC no atribuía facultades de “apaleamiento” ni de bruyalidad, pero reconocía la vapacidad de los padres para corregir moderadamente comportamientos inadecuados de sus hijos.
    Ha sido un error el suprimir ese artículo.
    Su reintroducción es una necesidad social y hemos de pedirla. El Estado no es buen sustituto de los padres casi nunca cuando hay que corregir moderadamente a un hijo.
    Fue un retroceso plantear y lograr la supresión de ese artículo. Lo que dijera el representante de UNICEF no sirve de nada ni al padre, ni a la madre d ela mewnor que denunció a su padre por detencion ilegal cuando le negó el salir de fiesta un fin de semana, ni en muchos otros casos.

Participa con tu comentario