Viernes 20 de enero de 2017,
Bottup.com

Vacío Web 2.0 o la emergencia de las nuevas marcas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Uno de los anuncios de la marca de “lanada”, Spoonch.

Más de 1.800 usuarios activos en dos meses. Un grupo en Facebook. Un canal activo en Twitter. ¿Qué es Spoonch?

Los especialistas más críticos con algunos fenómenos y comportamientos en las redes sociales amparadas bajo el difuso nombre de Web 2.0 argumentan, con razón, que la calidad de la información generada en muchas tales redes deja mucho que desear. En cierto modo, esta crítica viene a advertir que el crowdsourcing social provechoso es una rara avis, y que la ingente cantidad de información que se genera es prácticamente inútil.

El proyecto que nos ocupa ahora es un caso extremo: ¿Se puede construir una red social sobre la nada? A esta pregunta es la que intenta responder Joan Jiménez con spoonch.com, proyecto que tiene asociados un grupo en Facebook y un canal en Twitter.

¿Qué es spoonch? Podríamos decir que es nada definido o por definir. La comunidad spoonch habla, comenta y presenta documentos audiovisuales sobre ese concepto (que en ciertas ocasiones es utilizado como adjetivo), pretendiendo, vanamente, que emerja una definición de spoonch. La primera impresión ante tal proyecto es de incredulidad. Sin embargo, paradójicamente, spoonch tiene un enorme potencial como marca. Si el ritmo de crecimiento de la comunidad se mantiene, es previsible que a partir de cierto tamaño crítico  la marca de la nada tenga aplicaciones muy interesantes:


  1. Al no estar definido, la marca se puede asociar de manera natural  y flexible a promocionar otras marcas  que se asocien de alguna forma positiva a spoonch (“X tiene spoonch”, “X apoya a spoonch”, “X patrocina spoonch”).

  2. La red de usuarios de spoonch ha creado un foco de atención centrada en unas URL claras, lo que la hace interesante para promoción de marcas. La economía de la atención entraría en funcionamiento.
  3. Posiblemente, la marca spoonch termine  asociada -de manera implícita y consensuada- a algún tipo de actitud positiva (examinando las propuestas de los usuarios, se asemejaría a algo parecido al epicureismo junto con el diseño simple y claro).  Esta instanciación  de un concepto difuso es muy interesante, pues  podría convertirse en apoyo de productos físicos que identificasen al comprador con esa actitud.
  4. Es una excelente carta de presentación para su creador, especialista en el branding 2.0, pues ha conseguido levantar un proyecto sobre la nada.
  5. Proporciona un método para crear marcas en la Web 2.0 a partir de la inteligencia emergente de la comunidad que la crea: primero creamos la comunidad, después creamos el producto.

También existen otros peligros. Por el momento, debido su breve vida,  el creador  mantiene el control sobre spoonch.  Todavía no se han diseñado aplicaciones ni otros sitios externos que generen contenidos spoonch. Pero la dinámica de una red social sobre un contenido tan débil es imprevisible. De ahí que se debe prestar mucha atención a la deriva de la información. Algunos peligros:

  1. Que se asocie spoonch a un concepto concreto y no pretendido.

  2. La apropiación Web 2.0 de la marca por parte de un grupo de usuarios  o institución.
  3. El rechazo de la comunidad a una gestión económica concreta de spoonch.

En todo caso, spoonch se ha convertido en un experimento social nativo de la Web 2.0 que aprovecha las herramientas tecnológicas de ésta para subvertir los apostolados que preconizan la divinización de la Web social como futuro del conocimiento.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 16/10/2008 en 9:40

    Spoonch.
    Muy buen análisis. De verdad que necesita una respuesta como ésta para entender qué es Spoonch.

Participa con tu comentario