Domingo 13 de abril de 2014,
Bottup.com

Valparaíso: una belleza anárquica

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (4 votos, media: 10,00 de 10)

 

Valparaiso

Su ‘caos’ arquitectónico y su colorido es uno de sus encantos

Atrapada por una cierta anarquía en sus formas, la bella ciudad chilena de Valparaíso regala al viajero un sinfín de contrastes que la convierten en una pequeña joya a ojos del visitante.

Sin lujos, sin excesos y sin edificios grandilocuentes, la magia de esta ciudad reside en esos bellos rincones en donde cada detalle se convierte en algo inesperado

Sin lujos, sin excesos y sin edificios grandilocuentes, la magia de esta ciudad reside en esos bellos rincones en donde cada detalle se convierte en algo inesperado. Desde su puerto hasta sus colinas, el viajero deberá recorrer a pie las calles y callejuelas de esta singular ciudad para así intentar descubrir la magia que sus barrios guardan con cautela en pos de ser descubiertos.

Comiencen la visita por la zona baja de la ciudad, descubriendo su puerto y alguno de sus edificios más importantes. Serpenteen por sus calles, por sus plazas y por sus mercados para, en última instancia, subirse a un remontador que les trasladará a la parte alta de esta urbe, esa precisamente que les cautivará por sus pintorescas construcciones. A pesar del aspecto poco cuidado y desaliñado de algunos de sus remontadores, no teman subirse a ellos, pues la experiencia vale la pena ya que a partir de entonces descubrirán una nueva ciudad dentro de la propia urbe.

Déjense perder por sus calles admirando las fachadas de las casas pintadas con mil colores, y adéntrense por esas pequeñas callejuelas adornadas por un sinfín de flores y jardines. Disfruten de la tranquilidad que se respira allí, y no duden en entrar en uno de esos restaurantes que, mientras saciamos nuestro estómago, nos da la oportunidad de contemplar unas bellísimas vistas sobre la bahía y sobre la vecina y turística localidad de Viña del Mar.

Por supuesto, y a media tarde, cuando ya hayan comenzado nuevamente su andadura sobre los adoquines de Valparaíso, relajen de nuevo sus extremidades inferiores descansando en alguno de los miradores que nos ofrece esta ciudad, ya que no serán sólo sus piernas las que les agradezcan el detalle, sino que en esta ocasión serán también sus pupilas las que, extasiadas por el paisaje urbano que desde allí podrán contemplar, les darán las gracias por tal decisión.

En Valparaíso encontrarán vistosidad, cultura, cierta anarquía arquitectónica, pero, sobre todo, descubrirán magia, mucha magia

Y cómo no, acaben su paseo dándose el gustazo de visitar la casa de Pablo Neruda, pues allí recordarán todo lo que este gran poeta regaló a la humanidad.

Sí, en Valparaíso encontrarán vistosidad, cultura, cierta anarquía arquitectónica, pero, sobre todo, descubrirán magia, mucha magia, tal y como podrán descubrir a través de algunas de estas fotografías que realizó mi hija cuando hace unos años visitamos juntos esta sorprendente ciudad.

Víctor J. Maicas es escritor

 Todas las imágenes son de Alba Maicas.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Viajero incansable y escritor, mis novelas publicadas son “La playa de Rebeca”, “La República dependiente de Mavisaj”,“Año 2112. El mundo de Godal” y "Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad". Son, principalmente, novelas comprometidas y de crítica social. Además, he escrito artículos para la prensa escrita así como también para diferentes publicaciones digitales. En la actualidad soy miembro del Consell de Cultura de la ugt-pv y socio o colaborador de diferentes ONG’s

Participa con tu comentario