Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Veranillos, andrógenos y estrógenos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

A lo mejor esta señorita adopta una postura cómoda, pero a lo mejor su comodidad, incomoda a otros.

En la playa, sobre todo los hombres, nos vemos sometidos a situaciones no deseadas, porque nuestras hormonas empiezan a fluir a causa de los desnudos o semidesnudos femeninos tan de moda

Negar la naturaleza humana es otra de las grandes hipocresías propias de la modernidad. La naturaleza creó especies, todas ellas con una capacidad de reproducción, cuyo fin es la supervivencia de las mismas. Para ello las dotó de una capacidad de adaptación al medio, al cambio del mismo y a unos mecanismos para reproducirse. En este último aspecto voy a entrar, concretamente en la especie humana

Ellas lo saben, ‘sufrirás pero no catarás’. Es una provocación, en el que el provocado siempre es el ‘cerdo’, ‘viejo verde’ u ‘obseso’

Las peculiaridades reproductoras en la especie humana son bien conocidas. Unos ciclos de fertilidad y cambio de la libido en las mujeres, y en el hombre una predisposición casi permanente. Atentos sus sensores para dar respuesta al estímulo. Los sensores, como sabemos, son la vista, oído, tacto, olfato e incluso las terminaciones nerviosas repartidas por toda nuestra piel. Todas ellas pueden ‘activar’ la producción y vertido en el flujo sanguíneo de las hormonas sexuales.

En la playa, sobre todo los hombres, nos vemos sometidos a situaciones no deseadas, porque nuestras hormonas empiezan a fluir a causa de los desnudos o semidesnudos femeninos tan de moda. Es una reacción química que libera unas hormonas masculinas, cuyo reactivo fueron las imágenes captadas por nuestros ojos, procesadas por el cerebro. Y lo demás que viene después ya lo sabemos, esas sensaciones, deseos, etc. Todo ello se produce de una manera refleja, no hubo premeditación. Ellas lo saben, ‘sufrirás pero no catarás’. Es una provocación, en el que el provocado siempre es el ‘cerdo’, ‘viejo verde’ u ‘obseso’. Por mucho que avancen los tiempos, el sistema hormonal seguirá siendo el mismo. Los hombres tendrán que ‘sufrir’, ‘reprimirse’ y disimular por educación, ante estas provocaciones.

Todos aquellos y aquellas que desean tomar el sol o exhibirse de esta manera, lo deberían hacer en sitios a tal efecto, y ser punibles los desnudos o posturas ‘incitantes’ en lugares públicos. Temo no ser comprendido por aquellos que van a las playas con esta intención, a ver lo que se ve para excitarse. Otros, por el contrario, vamos a las playas para cuestiones distintas. Practicar la libertad, a primera vista es fácil, hacer lo que me viene en gana sí lo es. Sin embargo, y a mi juicio, la libertad es un estado permanente de negación a sí mismo de las apetencias que nos inducen a realizar cualquier acto, por si éstas, coartaran la libertad de otros

La libertad es un arte que nos permite convivir sin alterarnos unos a los otros, siendo distintos en nuestras formas de pensar

Por ello, hay que pensárselo. Cuando, por ejemplo, esta señorita de la foto adopta tal postura en lugar público, seguro que se encuentra cómoda, pero a lo mejor su comodidad, incomoda a otras personas. La libertad es un arte que nos permite convivir sin alterarnos unos a los otros, siendo distintos en nuestras formas de pensar, y además siendo muchos en poco espacio. Vivimos en un mundo que nos induce a creernos lo que no somos, incluso renegando o no querer reconocer lo que somos. En definitiva, tenemos un complejo, y a toda costa queremos aparentar y definirnos como lo que realmente no somos, repito.

Por todo lo que expongo, pienso que la negación del ser humano a sus apetencias u acciones en comunidad, y dentro del marco ‘libertad’, están íntimamente vinculados, aunque entendemos a primera vista que ‘libertad’ es lo contrario, hacer lo que nos apetece cuando estamos en público, como si estuviésemos solos en intimidad. Claro está, que esto es sólo un pensamiento en voz alta de una persona cualquiera.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario