Jueves 30 de marzo de 2017,
Bottup.com

Vergüenza ajena

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Increíbles últimos acontemientos dentro y fuera del juicio del 11-M

Opinión

Vergüenza ajena es lo que he sentido viendo las últimas conclusiones de los fiscales del juicio del 11M. Primero el fiscal Zaragoza, después de tres años no sólo por inventar una teoría de los explosivos en los trenes y de ir renovando el invento cada vez que se caía por evidencias ajenas, ha concluído que lo que explotó es una mezcla de todos los explosivos pero sin poder determinarse y además: no importa la clase de explosivo (el arma del crimen).
“La fiscal Olga Sánchez, casi no sabe leer, expresarse y desconoce el significado de bastantes palabras, ha defendido la tesis oficial atendiendo a la numerología y encima se equivoca en el número de dias al sumar”

La fiscal Olga Sánchez, casi no sabe leer, expresarse y desconoce el significado de bastantes palabras, ha defendido la tesis oficial atendiendo a la numerología y encima se equivoca en el número de dias al sumar. Quejumbrosa, termina por abroncar a la prensa de investigación no afín a su tesis hasta que Bermúdez la corta diciéndole que las quejas a quien no está personado en la causa fuera de esta sala. Salió llorando quien al inició increpó a una de las víctimas “agradezca que está viva”.

El remate es enterarse por esa “prensa canalla de investigación conspiranoica” que dos meses después del 11M el Juez del Olmo ordenó las destrucción y desguazamiento de pruebas y trenes; también, dos días después del 11M ordenó la cremación de cientos de pruebas (ropas, accesorios, etc.) de las víctimas en Valdemingómez.

Abre los ojos…

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 13/06/2007 en 13:14

    Sin duda esa es una versión, pero hay otras, por ejemplo el ansia por buscar en un juicio una verdad que no apareció. El llamar a testigos que se desdicieron, el pagar a imputados para que cuenten lo que quieran contar.

    Desdeñar a la justicia trae esto, espectáculos bochornosos.

Participa con tu comentario