Martes 23 de mayo de 2017,
Bottup.com

Violencia y género: ¿Camino al reconocimiento y respeto mutuo?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
ImageLa salud es un derecho humano
fundamental e indispensable del que se derivan los derechos sexuales y
reproductivos que por su importancia deberían ser prioridad en la agenda del
Estado.

Image
Jennie Dador

Miguel abusó sexualmente de Rosa cuando ella
tenía 15 años de edad. Por presión familiar tuvo que casarse con él y tener un
hijo fruto de una violación. Hoy Miguel tiene dos hijos más con otras mujeres y
maltrata física y psicológicamente a Rosa. Ella piensa que es normal que él se
moleste cuando no hace bien las cosas en casa o se demora más de lo permitido.
Su hijo tiene 5 años de edad, es un niño callado, distante, con problemas de
lenguaje y que ha comenzado a mostrar signos de violencia en la
escuela.

Los gobernantes no ven que hay
espacios como el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, el Ministerio de
Salud:, el Programa de Salud Sexual y Reproductiva y otros que deben ser
aprovechado

Al igual que Rosa son miles las
mujeres en Perú que a diario sufren algún tipo de violencia o represión de
sus derechos sexuales y reproductivos. La violencia contra la mujer es actual,
generalizada, sistemática e incluso autorizada. El reto más importante sigue
siendo pasar de la conciencia de que se trata de una violación de los derechos
humanos a una acción que sancione como un delito esta violencia de género que es
inaceptable para la sociedad y contraria a cualquier norma existente.

Jennie Dador concluye que en
temas de género la visión del Estado es aún machista y por eso todo lo que tiene
que ver con el cuerpo, autonomía y libertad de las mujeres se ve como
problemático

La salud es un derecho humano
fundamental e indispensable del que se derivan los derechos sexuales y
reproductivos que por su importancia deberían ser prioridad en la agenda del
Estado.

Para la abogada y miembro del
Programa de Participación Política y Liderazgo del Movimiento Manuela Ramos,
Jennie Dador, esto se concretará cuando el Estado entienda que no puede ser sólo
un observador de lo que sucede en el país y tome medidas para que la lucha
porque la equidad de género sea una realidad.

Los gobernantes no ven que hay
espacios como el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, el Ministerio de
Salud:, el Programa de Salud Sexual y Reproductiva y otros que deben ser
aprovechados, cuyas visiones deben ser ampliadas y cuyo poder debe ser
respetado. Hay que distribuir los trabajos y el poder, no sólo los recursos del
país. Las instituciones públicas y privadas suelen ver a las mujeres como algo
en lo que deben invertir sin pensar en todo lo que pueden obtener de ellas. Los
trabajos de equidad suelen ser orientados a las mujeres pobres, y si bien ellas
son las más vulnerables, esto es algo que transciende a toda la sociedad, afirma
Dador. 

La abogada explica que en los
marcos normativos hay avances y retrocesos en el país. Por ejemplo, tenemos La
Mesa de Mujeres Parlamentarias que nació como un espacio de coordinación
política que buscaría generar replica dentro del Congreso, pero en la práctica
las congresistas no solían apoyar las ideas con las que sus bancadas no estaban
deacuerdo y todo quedaba como declarativo. Simbólicamente es importante pero su
rol político es cuestionable y muchos de los temas que se investigan quedan en
el olvido, subraya.

Desde el gobierno hay discursos o
declaraciones que podrían hacernos pensar que hay compromiso con temas de género
que están ligados  a la madre y el niño. Todo lo demás como la toma de
decisiones, el manejo de su cuerpo y de su sexualidad es decisión de terceros. A
esto debemos sumar el grave problema con la distribución de métodos
anticonceptivos, el acceso a la píldora de emergencia de parte de las víctimas
de abuso familiar y sexual, el acceso de los adolescentes a servicios de
planificación familiar, el tema de libertad sexual, etc. Estos, y otros temas,
reafirman claramente la idea de que ha existido un retroceso en los últimos años en
salud en el Perú, puntualiza.

Jennie Dador concluye que en
temas de género la visión del Estado es aún machista y por eso todo lo que tiene
que ver con el cuerpo, autonomía y libertad de las mujeres se ve como
problemático. En lo relacionado a la salud sexual y reproductiva, actualmente
hay varios asuntos en agenda que deben ser esclarecidos de inmediato. Uno de
ellos es el aborto terapéutico que es legal en nuestro país, pero carece de
protocolo a pesar de que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas ordenó
al Estado peruano desde el año 2004 una resolución de derechos humanos en base
al caso famoso de Karen LLantoy, joven peruana forzada a llevar a término el
embarazo de un feto anencefálico, sentando un precedente para el Perú y el
mundo. 

Desde ese momento el Estado tiene
la obligación de realizar un protocolo para que las mujeres que se encuentren en
la misma situación de Karen puedan acceder al aborto terapéutico, pero este
protocolo ha quedado en el olvido con el actual gobierno, quedando el país en
deuda con todas las mujeres peruanas, recalca.

Sin embargo, no puede dejarse de
lado el tema de la interculturalidad al analizar los diversos ámbitos de salud
que hay en nuestro país. El ejercicio de los derechos de la salud sexual y
reproductiva es muy diverso, no podemos encasillar a la población y entenderla
como un todo pues hay variantes determinantes como el espacio geográfico y la
cultura de cada población que determinan la forma de vivir su sexualidad y
reproducción, afirma la congresista de la República y actual presidenta de la
Mesa de Mujeres Parlamentarias Peruanas, Hilda Guevara.

La parlamentaria asegura que lo
ideal sería articular la formación occidental que tienen los profesionales de la
salud con el bagaje cultural de cada ciudadano. Por eso, al momento de elaborar
políticas debe contarse con personal altamente calificado que conozca la
realidad de cada zona y, las costumbres y creencias de las mujeres y varones que
se atienden en los centros de salud o acceden a cualquiera de los servicios
existentes, subrayó.

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Sociedad y Ciudadanía

Image


Image

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario