Martes 17 de enero de 2017,
Bottup.com

Vuelve el proceso que destapó la financiación política con dinero del narcotráfico en Colombia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Botero y Samper, en una imagen de archivo

El ex Ministro de Defensa dice ahora que, tanto él como el que sería presidente, Samper, conocían la existencia de dinero del ‘cartel de Cali’

(Bogotá) Luego de 12 años, el llamado ‘Proceso 8.000’ sigue vivo en Colombia. Las declaraciones del ex Ministro de Defensa Fernando Botero Zea, confesando en una entrevista televisada (grabada en México y transmitida en Colombia), han reavivado el asunto.


Según Botero, el entonces candidato y posterior presidente [[Ernesto Samper]]  y él mismo, quien para la fecha era el Jefe de Campaña Electoral, conocían de la infiltración de dinero procedentes del narcotráfico. Y no sólo eso. Dadas las necesidades económicas de la campaña para la segunda vuelta en las elecciones para el período 1994-1998, Botero ha dicho que se hacía necesario ‘recibir’. 

El caso parecía cerrado desde julio de 1996, cuando, luego de una investigación sin precedentes en la historia del país, el presidente Samper fue absuelto por la Comisión de Acusaciones de la Cámara y Botero Zea, hijo del famoso artista colombiano Fernando Botero, estuvo en prisión por algo más de dos años. Sin embargo, lo que parecía enfriarse se encendió de nuevo. 

Botero Zea volvió a ser noticia hace un par de semanas cuando la Corte Suprema de Justicia, el máximo organismo de la justicia en el país lo condenó por hurto agravado. El ex ministro decidió entonces hablar y contar toda la verdad; primero lo hizo en una emisora radial de México y ahora en el programa periodístico ‘En Primera Línea’ del canal de televisión RCN. 

Dijo que era consciente de que había obrado mal al callar que Samper recibiría dinero de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela (jefes del cartel de Cali)  y que le faltó valor para denunciarlo en 1996. También manifestó que Samper Pizano había propuesto  que para librarse de lo que se venía encima (el entonces presidente César Gaviria Trujillo recibió del otro candidato en contienda, Andrés Pastrana Arango unos casetes que lo incriminaban) era  necesario “echar a lo lobos” al tesorero de la campaña Santiago Medina, inculpándolo de recibir dineros sucios  a sus espaldas. 

Image
El ex ministro de defensa colombiano, Fernando Botero

Botero Zea se mostró compungido y “avergonzado”– según sus propias palabras-, aseguró que  si bien  a sus cuentas bancarias ingresó alrededor de un millón de dólares, lo entregó a la campaña y se “pagó” cerca de 350 millones de pesos que había prestado a la misma. Aseguró que está dispuesto a enfrentarse de nuevo a la justicia colombiana (hoy vive en México) pero que teme por su seguridad. 

Mientras tanto el ex presidente Ernesto Samper publicó un comunicado en el que dice que Botero miente para no asumir sus responsabilidades y que lo que hizo con su campaña fue meter dinero sucio y sacar el limpio.

Estos, se espera, serán solo los primeros golpes de una tensión que comienza a atraer audiencia y a destapar lo que parecía olvidado.

En la blogosfera:
La última declaración de Fernando Botero Hijo, por Meli
‘El Proceso 8000 no estaba muerto, andaba de parranda’., por Manietag

Image
Titular y subtítulos informativos.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario