Sábado 29 de marzo de 2014,
Bottup.com

Xavier Trias contra Jordi Hereu

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Elecciones a la Alcaldía de Barcelona, 22-05-2011

Barcelona: En el ‘cara a cara’ en La Vanguardia y RAC1 destacan:

Trias: “Soy el cambio”, “Llevan 32 años mandando. Lo que se necesita es un cambio”

Hereu: “Encarno la esperanza de construir el futuro”
“soy el mejor candidato. Encaro el proyecto que cree en Barcelona y lo encaro con la voluntad y la esperanza de construir el mejor futuro para la ciudad”

Hablan de inseguridad o extranjería, de deudas, pero ni una palabra del cómo y por qué Barcelona se ha situado en la peor de las encrucijadas de su Historia tras la Guerra Civil

¡Qué originales! y añade La Vanguardia:

“El candidato alerta de que la ciudad padece un déficit corriente del 8,6% y de que la Generalitat ha intervenido las cuentas del ayuntamiento. El alcalde presume de haber conseguido 1.000 nuevos guardia urbanos y nuevos mossos para reforzar la seguridad…”.

Lo de “intervenir las cuentas” es nuevo, ¿para su rescate? Podrían en símil con la caja socialista Caixa de Catalunya fusionar San Adrián y Santa Coloma o Badalona, más Hospitalet, Cornellá y Sant Just o el Prat, y la suma de deudas y déficit más las de la Generalitat mostraría el triste futuro que nos espera.

Pero tiene razón el alcalde cuando le achaca a su oponente que él también representa “30 años de Política”. La inventada palabreja ‘sociovergencia’, ¡maldito retruécano!, no apareció en el debate de los aparentes inocentes en la ‘Gran Corrupción’, o la gran ‘Burbuja Inmobiliaria’. Hablan de inseguridad o extranjería, de deudas, pero ni una palabra del cómo y por qué Barcelona se ha situado en la peor de las encrucijadas de su Historia tras la Guerra Civil.

Repito, presumo que si gana Trias… las alfombras seguirán pegadas al suelo. Pasará como en la Generalitat, los de CIU se rasgarán las vestiduras ante tanta deuda y déficit, sabremos de las andanzas de algún subalterno, pero el meollo… del cuánto se repartían en las recalificaciones y las consiguientes hipotecas vaciando las caixas, y en las obras públicas o inmobiliarias parapúblicass… sepulcral silencio.

Si Hereu representa la ficción y corrupción socialista iniciada con Narcís Serra y Pascual Maragall, herederos de sus franquistas padrinos Samarach y Porcioles, Trias es Jordi Pujol, un banquero que progresó y mucho con el franquismo, rentabilizando sus tres años de cárcel.

Dice su biografía en Wikipedia:

“El 12 de Enero de 1996 es nombrado Conseller de la Presidencia del gobierno de la Generalitat, momento en el que empieza a trabajar codo con codo con el entonces President de la Generalidad de Cataluña Jordi Pujol. De esta época destaca la gestión de Trias en la creación del Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) o la mejora del régimen laboral de los funcionarios de la Generalidad, avanzando en la conciliación con la vida familiar, entre otras iniciativas.”

Trías tampoco levantó las alfombras del juez Luis Pascual Estevill, ni menos denunció

¡Muy bonito! Pero es mucho más que otro de los tantos ‘hombres de confianza’ de Pujol (como Durán Lleída, Maciá Alavedra o Prenafeta…) es íntimo de Javier De la Rosa, el empresario modelo según su jefe. Mercedes Misol, esposa del financiero, decía: “No se atreverán a darnos la espalda después de lo que Javier ha hecho por ellos, de la fortuna que se ha gastado en ayudarles…”, o “Joaquín Molins nos ayudará, nos conocemos desde toda la vida; Josep María Culell y Xavier Trias, igual, son amigos. Pero sobre todo con Maciá Alavedra. Maciá es de ley, no como Roca”… Cuentan varios biógrafos (tampoco de mucho fiar por tratarse de periodistas a sueldo) que Alavedra y Trias, conseller de Sanidad, navegaban a menudo con Javier en el Blue Legend (el yate más caro de Barcelona, 1.500 millones de pesetas de los 80) o volaban en el Falcon y helicóptero Trueno Azul. Es probable que en las invitaciones a la mansión veraniega de Cadaqués conviviera con el prófugo Antonio De la Rosa.

Trías tampoco levantó las alfombras del juez Luis Pascual Estevill, ni menos denunció. Su cuñado Xavier Arraut, abogado de Felipe Bertrán de Caralt (con quien conviví sus días de cárcel Modelo, leer en ‘Barcelona, 30 años de corrupción’) cuentan se encaró con Juan Piqué Vidal por la extorsión a su encarcelado cliente. A Arraut se le señalaba como uno de los abogados mejor informados de Barcelona. Cuando Pascual es propuesto por CIU para el máximo órgano de los jueces CGPJ, y antes para la Academia de Jurisprudencia de Cataluña, Trías sabe al igual que Pujol que se trata de un ganster, un amoral, uno de los peores personajes del clan de la ‘Gran Corrupción’. Pero repetirán en cuanto al CGPJ en 2001 con Alfons López Tena… su notario.

Si gana Trías, o sea, Pujol y su banda, estaremos donde estamos, con la misma venda en los ojos, en manos de los mismos desde 1939.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario