Domingo 26 de marzo de 2017,
Bottup.com

Zapata: “El cine y la TV son formatos distintos pero en el futuro se podrá saltar de uno a otro”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Guillermo Zapata


Entrevista a Guillermo Zapata, guionista de televisión y director de ‘Y todo va bien’ y ‘Lo que tu quieras oir’, el primer corto profesional con
licencia Creative Commons rodado en España.

“Que exista en La 2 un espacio como Muchacha Nui o como Pluton BRBNero
es un gesto interesante y no es neutral”

“¿Cine más barato? ¿Cine más serializado a través
de webs? ¿Cine en el que la experiencia en la sala no pueda darse en
ámbito doméstico? Veremos”

Test rápido


Image
El guionista y cortometrista Zapata

Di tres (o más, o menos):


Películas

En
El Nombre del Padre, Muerte entre las Flores, Clerks, La Guerra de las
Galaxias, Belle Epoque, El Día de la Bestia, Opera Prima y Plácido.

Documentales

El Taxista Ful, 20 años no es Nada, Joe Strummer Vida y Muerte de un cantante.

– Cortometrajes

El Secledto de la trompeta, Alumbramiento, Express.

Series

Los Soprano, El Ala Oeste de la Casa Blanca, The Shield, Friends, Los simpsons, Heroes…

Libros

La
Historia Interminable- Michael Ende. Canción de Hielo y Fuego- G.R.R.
Martín  Imperio- Antonio Negri y Michael Hardt, Una casa en el Fin del
Mundo- Michael Cunningham, Humo y Espejos- Neil Gaiman,


Cómics

Sandman, Transmetropolitan, Asterix, Vidas Breves, Bone, Strangers in Paradise


Grupos musicales

Ani Difranco, Rosendo, Fermin Muguruza, Hechos Contra el Decoro, Counting Crows, REM.


Pintores

Me
habéis pillado. Podría decir unos cuantos, pero realmente dedico muy
poco de mi tiempo a la pintura. Me gusta mucho Dalí, y Picasso y Munch.

Lo que tu quieras oir‘ fue el primer corto profesional con
licencia Creative Commons rodado en España, su distribución
exclusivamente a través de internet fue todo un éxito y poco a poco,
click a click, se convirtió en el tercer vídeo más visto de YouTube en
todo el mundo con más de 76 millones de visitas. Hablamos con su director, Guillermo Zapata, sobre cine, televisión, copyleft y sobre su segundo cortometraje ‘Y todo va bien’.

¿De qué va “Y todo va bien“?

Es
la historia de un chico y una chica que tienen relaciones sexuales
utilizando un chat y que tienen vidas que, o bien no les gustan
demasiado y no saben que hacer para resolver ese problema, o bien creen
que les gustan, pero en realidad no les gustan. Es una comedia triste o
una historia triste en la que te ríes.

¿Y va todo bien? ¿Qué aceptación está teniendo? ¿Es la esperada?

Todo
va bastante bien. La cantidad de visitas es muy razonable (Casi
cuarenta mil) y, en general, está gustado a la gente que lo ha visto.
La reacción es cuantitativamente menos gorda que la de ‘Lo que tú
quieras oír’, pero cualitativamente es más intensa. Por otro lado, el
corto me ha permitido conocer a muchos profesionales excelentes y,
además, muy majos. Esto que parece una tontería es esencial, porque
para mí uno de los sentidos de hacer cortos es poder hacer más cortos y
conocer gente interesante para poder hacerlos es muy relevante.

Guillermo Zapata: “‘Y todo va bien’ es una comedia triste o
una historia triste en la que te ríes. Es
la historia de un chico y una chica que tienen relaciones sexuales
utilizando un chat”
“La
política de ‘control de los contenidos’ de Youtube es muy interesante.
Sería difícil clasificarla de censura, lo cual no la hace menos
perversa”

¿Estás presentándolo a concursos?

Sí.
De eso se encarga la productora: Prosopopeya. A través de una agencia
que lo mueve. Es muy cómodo. Yo solo tengo que ir a dónde me mandan 🙂
Lo cual me permite ver otros cortos y descubrir otros trabajos, etc.

Has tenido problemas con la clasificación en YouTube. ¿A qué se debe? ¿Has planteado alguna solución?

La
política de “control de los contenidos” de Youtube es muy interesante.
Sería difícil clasificarla de censura, lo cual no la hace menos
perversa. Explico el mecanismo. Ellos tienen un sistema por el cual
cualquier usuario registrado puede determinar que un vídeo no es
adecuado para menores. Ignoro si el control se activa matemáticamente o
hay alguien de youtube que revisa y juzga, en cualquier caso en ese
momento aparece un mensaje que te informa de que puedes estar viendo
contenido no apto y te pregunta la edad. La manera de confirmar que
tienes más de 18 años es teniendo un usuario registrado, es evidente
que ellos no controlan si un niño de catorce años miente, pero eso ya
es problema del niño (o de sus padres) legalmente, youtube se cubre y a
la vez gana usuario registrados.

Lo más curioso del método es
que fuera de youtube (En mi blog, en cualquier otra página) el video se
ve con normalidad porque ya es responsabilidad de esa página y no de
youtube.

 

¿En qué me afecta a mi en concreto? En dos cosas.

1.-
No hay una formula clara para quejarme. En realidad mi corto puede no
ser aceptable para menores si uno tiene una rigidez mental que roza lo
preocupante. Se ve a gente masturbándose (simulando masturbarse). Lo
cúal creo que es algo bastante sano y bastante natural. Y no veo dónde
está lo inapropiado, pero no me puedo quejar. La idea de que la
comunidad manda, esconde de facto un aplanamiento de los contenidos que
hace que cualquier cosa que se salga de la norma (y la norma parece ser
bastante rígida) se vuelve objeto de control.

2.- Pierdo a los
visitantes ocasionales. Si uno va buscando ver el corto, lo va a ver.
Es super sencillo verlo. Si uno llega al corto a partir de, por
ejemplo -lo que tú quieras oír- es posible que le toque las narices
tener que registrarse para verlo (y no lo haga). A nivel cuantitativo
pierdo cosas, a nivel cualitativo pierdo posible gente interesante que
podría verlo.

“Creo que hay
herramientas para experimentar una autogestión mayor de la distribución
de los contenidos sin depender de estas plataformas”

¿Qué voy a hacer? Nada. Creo que es un error
cambiar la estrategia una vez echada a andar. Quizás debí haberlo
pensado antes. El corto tiene una licencia que permite que otras
personas lo pongan en otros sitios, así que si alguien quiere hacerlo
puede. De cara al futuro, ya sé cómo funciona esto y pensaré si tiene
sentido o no usar youtube y en qué condiciones.

Creo que hay
herramientas para experimentar una autogestión mayor de la distribución
de los contenidos sin depender de estas plataformas. Quizás sea
interesante experimentar en esa dirección. Entiendo que haya veces en
las que la plataforma favorezca la difusión del contenido, pero otras
veces el contenido puede moverse sin la plataforma o incluso ayudar a
la misma, así que simplemente hay que elegir en qué lugar está cada
cual y que camino seguir.

En esta ocasión no has incluido posibilidad de descarga a alta calidad. ¿Porqué?

No
ha sido una decisión premeditada. Ahora que lo dices, podría hacerlo de
manera bastante sencilla. Creo que (una vez más) me equivoqué un poco
en las decisiones con respecto a la web. Es presuntuoso pensar que se
va a formar una comunidad en torno a un simple cortometraje y que a
partir de ella se van a producir y distribuir contenidos e ir mutando.
Al final, una vez estrenado el corto, son otros los espacios dónde se
mueve (mi blog es mucho más activo, por ejemplo).

En cualquier
caso, es un proceso constante. Con la misma, aún no hay un link directo
en mi propio blog para promocionarlo y en algún momento lo habrá.
Probablemente, ahora que lo pienso, estaría bien tener un enlace de
alta calidad. Me quedo con la copla.

“Al poco hay millones de visitas y vuelven
las entrevistas o de pronto estás comiendo y sales en el telediario de
Televisión Española y te quedas un poco igual, la verdad”

Tu anterior cortometraje, ‘Lo qué tu quieras oir‘,
ha sido todo un fenómeno convirtiéndose en el tercer video más visto en
YouTube con más de 76 millones de descargas. ¿Cómo has vivido este
proceso? ¿A qué crees que se ha debido?

He dejado esta
pregunta y la siguiente para el final, después de haberlas contestado
todas. Así que intuyo que empiezan a darme pereza, supongo que porque
es la que más veces me han hecho. No sé.

¿Cómo he vivido el
proceso? No lo he vivido. Yo estaba allí cuando ‘Lo que tú Quieras Oír’
tenía 4.000 visitas. Y cuando ‘Y Todo Va Bien’ hizo 20.000 visitas en
20 días. Estás todos los días, como estás con el blog. No vives el
fenómeno, sino el proceso. Un día ese proceso se hace evento y los
medios “tradicionales” lo descubren y te hacen unas entrevistas y luego
todo se vuelve invisible y al poco hay millones de visitas y vuelven
las entrevistas o de pronto estás comiendo y sales en el telediario de
Televisión Española y te quedas un poco igual, la verdad. No lo digo en
plan pedante, es que- afortunadamente- la vida te cambia muy poco. Es
como una tormenta que no te da. No hace falta llevar paraguas, sino ser
consciente de que lo que pasa es fruto de cierto azar y no darle
importancia. Es como cuando el monstruo del armario desaparece
simplemente porque no crees en él.

Creo que se ha debido a
cuatro factores: La licencia Creative Commons y el apoyo de la
comunidad Copyleft al corto, la propia noticia del éxito del corto, que
lo hacía más “exitoso”, las personas que han decidido subirlo a los
blogs y el corto en sí, que debe tener algo (quizás el giro final) que
lo hace interesante o que impulsa a alguien a enseñárselo a otros.

¿Qué consecuencias ha tenido?


Gracias
a haber dirigido el primer corto me dejaron co-dirigir una cosa para
televisión (Una parte del piloto de una serie para Cuatro que se
llamaba Corta-T) y gracias al éxito del mismo pude entrar en contacto
con Prosopopeya, hacer juntos mi segundo corto y convencerles de que
llevara esa licencia también, etc.

¿Tienes en mente ya algún nuevo trabajo?

Sí, pero no puedo hablar de ello. No depende solo de mí.

 

Cine copyleft

“La diferencia
principal entre cine y música es que en la música hay un mercado
paralelo más allá del formato en el que uno escuche la música. Con el
cine eso no pasa”

Tus dos cortos tienen licencia copyleft. ¿Cómo ves la relación cine y copyleft? ¿es posible?

Bueno,
en sentido estricto el movimiento copyleft ha decidido que las
licencias “auténticamente libres”, aquellas que se pueden denominar
copyleft, son las que no tienen la cláusula NC de Creative Commons (las
by-sa, básicamente). Mis cortos tienen la cláusula Non Comercial (Es
decir, no permite trabajos realizados con ánimo de lucro), por lo que,
si bien se ubican dentro del “movimiento copyleft” en sentido amplio,
no tienen licencias copyleft en sentido estricto. Creo que es
importante recalcar la diferencia.

Si es posible la relación
cine-copyleft, es evidente que sí. Yo hago cine y uso licencias de ese
tipo, habrá gente que haga cine y use licencias aún más abiertas, etc.
La pregunta es ¿Es posible una industria del cine copyleft? Mi
respuesta es doble:

a)No lo sé

b)No me importa.

Me
extiendo un poco más. No lo sé, porque no depende de una decisión
teórica. La acción crea las condiciones para que esas cosas pasen. No
sé- por ejemplo- si es mejor usar licencias con clausula NC- o
totalmente libres, porque todavía no tengo la experiencia que me
permita valorarlo.

Y no me importa porque creo que no depende mi
(ni de nadie) que semejante cosa suceda. La realidad va por delante. Un
montón de chavales hacen sus cortos y los dejan en la red y les da más
o menos igual que licencia tienen (probablemente porque les faltan los
conocimientos y las explicaciones) y con la misma el mercado busca
formas expresivas de las que reapropiarse, etc.

La diferencia
principal entre cine y música es que en la música hay un mercado
paralelo más allá del formato en el que uno escuche la música. Con el
cine eso no pasa. No hay tantísima diferencia  entre ver un DVD y ver
una película en una sala (Me refiero en comparación a oír un CD y ver
un concierto). Pero esa falta de diferencia abre problemas nuevos que
hay que experimentar. ¿Cine más barato? ¿Cine más serializado a través
de webs? ¿Cine en el que la experiencia en la sala no pueda darse en
ámbito doméstico? Veremos.

“Las
historias nacen en un contexto social y por tanto nos hablan de
nosotros mismos, sea para reafirmarnos o para ponernos en crisis. Son ‘reductores de la complejidad’ que expresan un sentido”

¿Has pensado en editarlos en DVD?

No
lo he pensado en serio, pero me gustaría. Me encantan los Dvds, puro
fetichismo de la mercancía. Y los extras y todas las demás
chorradillas. Pero no lo he pensado en serio, creo que sería costoso
(no por lo caro de sacar un DVD, sino porque ¿quién lo querría
comprar?). Quizás si tuviera más cortos, como esos libros de
recopilación de relatos o así, podría tener más sentido.

¿Qué te parece la versión que han hecho de tu corto la gente de ‘Born 2 Be Wireless’?

Me parece divertida y espontánea. Menos grave que mi corto. Más ligera. Un poco machista, pero sin pasarse.


¿Qué es el cine para ti?

Joder,
que pregunta más complicada. El cine para mi son dos cosas. Una es la
cosa que quiero hacer, que tiene que ver con contar historias y hacerlo
a través de imágenes y actores y mezclando diferentes disciplinas que
me interesan mucho y que no controlo lo suficiente como para dedicarme
a ninguna en concreto (quizás al guión). Me refiero a la actuación, la
fotografía, la música, el montaje, los efectos especiales, la pintura,
la arquitectura, etc. El cine es todo eso junto contando historias.

Las
historias nacen en un contexto social y por tanto nos hablan de
nosotros mismos, sea para reafirmarnos o para ponernos en crisis. Son
“reductores de la complejidad” que expresan un sentido. Por eso hacer
cine es, básicamente, hacerse preguntas para organizar una narración y
darle un sentido.

La otra cosa que es el cine para mí es el cine
como espectador. El cine ha sido para mí muchas cosas distintas. Ha
sido primero el sitio para escaparme de la realidad que no me gustaba.
Ha sido también el sitio para entender la realidad que no me gustaba.
Ha sido el sitio para reconocer lo que me gustaba de la realidad. Ha
sido el sitio para imaginar otra realidad. En ese sentido, no sea
especialmente fanático del cine “realista”, creo que todo cine es
“realista” en la medida en que hay un ser real que lo ve y le da
sentido. Por eso me gusta desde ‘Mi Nombre es Joe’ de Ken Loach hasta
Matrix (me gusta más Matrix, pero eso es otra historia).

 

El cine español

“De cada doce cortos
que veo en festivales, hay como poco cuatro, que son cojonudos. Eso
está bien, ¿no?”

¿Cual es el estado del cine que se realiza en España?

Otra
complicada. No lo sé.  Tengo sensaciones contradictorias. Por un lado
noto un rechazo brutal a películas que a mi me han encantado de toda la
vida (comedias costumbristas, dramas sociales). Pero es un rechazo que a
mi también me pasa. Es como si viera películas que ya he visto.

Al
otro lado hay un montón de películas “de género” que se construyen como
“las diferentes” del cine español. Y esas también me han gustado y me
gusta, pero tampoco las ve tanta gente (quizás por problemas de
distribución, exhibición, riesgo, etc.) y quizás la gente tampoco
diferencia entre el último estreno de terror norteamericano y la última
película de terror española. Ambos están hechos- tengo la sensación a
veces- desde un no-lugar. No están conectados con ningún territorio.
Nacen del propio cine. No sé si eso es bueno o malo. Yo mismo muchas
veces no sé qué quiero decir con eso, pero no lo digo peyorativamente.

Creo
que cuando uno se enfrenta a hacer una película no puede estar pensando
en “el cine español” (Sea para salvarlo, sea para hundirlo), sino en lo
que quiere contar y en por qué. Y luego ya veremos como se sitúa esa
película en ese magma llamado “cine español”, que además no existe. Es
una construcción colectiva (querría creer que colectiva, me temo que es
mediática)

¿Y el mundo del cortometraje?

No tengo
conocimiento suficiente del mundo del cortometraje como espectador para
opinar. Creo que el cortometraje que me gusta es el que supera dos
límites (que son muy personales). Uno es el del cortometraje que cuenta
situaciones en vez de historias y otro es el del cortometraje que
experimenta desde el punto de vista formal. Se que ambos son
fundamentales, pero a mi no me interesan. Me interesan las historias. Y
de eso, estoy haciendo una ratio muy particular. De cada doce cortos
que veo en festivales, hay como poco cuatro, que son cojonudos. Eso
está bien, ¿no?

La TV


Trabajas como guionista en Hospital Central. ¿Cómo es la experiencia de trabajar en televisión?

Cansada.
Mi problema es que yo no trabajo en televisión. No soy un guionista que
escriba para una serie y luego para otra, sino que escribo para
Hospital Central desde hace cinco años, casi seis. Mi problema ahora
mismo es no aburrirme. Encontrar maneras de disfrutar con lo que hago y
contar cosas nuevas en la medida de mis limitadas posibilidades (no me
refiero exclusivamente a los límites de la televisión en sí, sino a mis
propios límites después de casi 25 capítulos escritos).

Hacer eso requiere cierta disciplina mental para estimularse. Lo mejor de la tele es que trabajar en equipo. Eso es una gozada.

¿Cual es el nivel de la ficción en TV en nuestro país?

¿Comparado
con qué? Creo que la tele española es de las mejores de Euroa (quitando
la británica, que me parece modélica). Hablo de la ficción que se hace.
Es curioso que haya tan poco ‘género’ en la televisión y quizás sirve
para analizar la situación del cine. Parece que los géneros son cosas
“consustanciales” a la narración, pero en realidad nacen de las
tradiciones de un país. En España no hay casi literatura de terror, ni
de ciencia ficción. Sino realismo y costumbrismo. Nuestras novelas de
aventuras son muy particulares y nadie parece querer revindicar el
Quijote, cuando probablemente sea el grumo de mito más fuerte que
tenemos. La cuestión es que con la globalización hay gente que ha
nacido en España y se ha criado culturalmente en Estados Unidos (ahora
en Japón) y así se producen asimilaciones totales (gente que termina
viviendo y trabajando allí porque en realidad son de aquí… por error
:=)  o mezclas. A mi me interesan más las mezclas.

TV. “La cuestión es que con la globalización hay gente que ha
nacido en España y se ha criado culturalmente en Estados Unidos (ahora
en Japón) y así se producen asimilaciones totales”

Creo que no he respondido a la pregunta.  

 

A
ver. La tele que veo en España me interesa a medias. Creo que está
bien, en un sentido neutro. Lo que pasa es que las cosas neutras son
aburridas. El problema es que hemos perdido la noción de proceso a la
hora de medias las cosas. Para que la tele española sea “distinta”
tiene que haber mucho tiempo de gente peleando batallas gigantes por
cosas muy, muy tontas (Un flashback, por ejemplo) que el público ni
siquiera percibe. Creo que la tele es un espacio lleno de miedo. Miedo
a perder audiencia y el miedo, por definición, es reaccionario porque
te paraliza. Hay que ser más listo y volverte un poco francotirador.
Que exista en La 2 un espacio como Muchacha Nui o como Pluton BRBNero
es un gesto interesante y no es neutral. Ahora es más fácil vender
series de ciencia ficción, por ejemplo. Pero el proceso es lento.

¿Con qué te quedas? ¿Cine o TV?

No
elijo. Veo mucha más tele que cine. Son formatos narrativos distintos y
creo que en el futuro uno podrá saltar de uno a otro. A mi me gustaría
poder hacerlo. Me gusta mucho la tele.

Este verano has
estado impartiendo clases de guión en la Escuela de Cine de San Antonio
de los Baños en Cuba. ¿Cómo ha sido esa experiencia?

Genial.
La escuela de San Antonio de los Baños es una escuela de cine como
deberían ser las escuelas de cine. Dos ejemplos: Mi compañero y yo
asistimos a una reunión con los profesores y alumnos de la cátedra de
guión en la que TODOS JUNTOS decidieron sus contenidos para el año
siguiente. Y eso incluyó además una crítica notable a la organización
de algunos cursos por parte de los alumnos a los profesores que éstos
asumieron y comentaron con absoluta naturalidad. Esta experiencia de
intercambio democrático de puntos de vista y de respeto mutuo es
inédita en mi experiencia académica post- instituto. Las paredes de la
escuela están llenas de pintadas con citas geniales de los directores,
actores, etc. Que han pasado por la escuela. Realmente, imaginarme a mí
mismo con 18 años yendo a estudiar tres años allá es para volverse loco
(de alegría).

Además, fue divertido poner en cuestión (o en
crisis) a muchos estudiantes de cine que consideraban que la tele era
una basura. Ver su cara mientras veían episodios de Los Soprano, The
Shield, Mi Nombre es Earl o Mad Men, era maravilloso. También lo era
ver como asumían su prejuicio y empezaban a trabajar de inmediato para
comprender el mundo de la tele.

¿Qué consejo o consejos le darías a alguien que quiere empezar en el mundo del guión o la realización cinematográfica?

No
se me ocurre ninguno demasiado útil, ya que creo que la experiencia y
el método que tiene cada cúal para llegar a escribir guiones o a rodar
es muy diverso y debe serlo. Creo que la clave esta- como en todo- en
el hacer. ¿Qué es eso? Pues que hay que escribir y rodar sin demasiado
miedo a equivocarse, releer y repensar lo que uno hace y entender en
qué se ha equivocado (Y en que no) hay que ver mucho cine y, sobre
todo, saber por qué está uno en esto. Pero mi experiencia en relación a
la (poca) gente que conozco en este mundillo es que, en general, la
gente se dedica a esto porque no lo puede evitar. No puede decidir no
hacerlo. Y en muchas ocasiones (es mi caso desde luego) serían
incapaces de hacer ninguna otra cosa.

“Sweety
es un zorro disecado amante de Proust (De la literatura culta en
general) y las magdalenas”

¿Quién son Sweety y Flora?

Sweety
es un zorro disecado amante de Proust (De la literatura culta en
general) y las Magdalenas. También le gustan las series de televisión
de corte histórico. Flora es una mujer lobo migrante. Es Mexicana y,
según dice, simpatizante de los zapatistas (cosa totalmente
comprensible en mi opinión). El motivo por el que se encuentra en Europa
no puedo revelarlo ahora mismo, pero de momento se está quedando en mi
casa. Discute con Sweety porque sus gustos son mas populares, menos
refinados (Es fan de Verónica Mars). Ambos se han convertido en
guardianes de mi hogar en mi ausencia ya que desde hace meses me he
convertido en parte de un conflicto bélico que escapa a mi completo
entendimiento y del que poco puedo decir. Digamos que- hasta dónde yo
sé- por un lado están los Kilis y por otro los Mapaches. Que no son
exactamente lo que pensábamos. Los kilis, por cierto, son los buenos.
Mi enlace en todo esto es una mujer (o una urraca, no sabría decirlo)
que responde al nombre en clave de “Carmen Sandiego”. Evidentemente, se
dedica al robo. No puedo contar mucho más. Soy como esos personajes de
las películas de Hitchcock, tipos normales metidos en un lío de
cojones.

Además del cine y la televisión, escribes relatos,
colaboras en varios fanzines, participas en los movimientos sociales y
escribes un blog, Casiopea. ¿Como llevas estas facetas?

Bien,
normal. Son facetas normales de mi vida que ocupan mi tiempo. Como
cualquier otra cosa. No veo que tengan nada especial. Unas cosas son mi
trabajo y las otras son las cosas que hago al acabar mi trabajo.

 

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario